INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

4 abr. 2008

Déjenme dar las gracias



Él mismo nos anunció el pasado octubre que padecía Alzheimer desde hacía unos meses, pero también nos dijo que “En ningún sitio está escrito que la enfermedad sea invencible"

Maragall hizo este anuncio tras visitar el Hospital Sant Pau de Barcelona, en cuya unidad de alzheimer está siendo tratado de este síndrome neurodegenerativo. Para el futuro, su intención es colaborar con el centro en la búsqueda de recursos económicos y apoyos sociales a la investigación.

Acompañado por su esposa, Diana Garriposa, el ex presidente explicó que decidió dar a conocer su estado de salud «porque en los últimos tiempos se han extendido rumores, a veces interesados, y no siempre con afán científico». La primavera pasada, el político catalán acudió a un centro médico de la ciudad de Boston, en Estados Unidos, donde se sometió a unos exámenes médicos que confirmaron el grave diagnóstico.

Su emocionante declaración de que sufre alzhéimer y que va a dedicarse ahora a la lucha contra esa enfermedad conmocionó hace unos meses a la sociedad. Pocas veces un personaje público había afrontado con tanta valentía y tanto sentido social el drama personal de la enfermedad. Eso es lo que han acabado reconociendo los ciudadanos que han votado a Maragall como 'català de l'any', sin desmerecer al resto de los candidatos.

Pasqual Maragall, ex presidente de la Generalitat y ex alcalde de Barcelona, un político que ha sabido trascender los corsés que imponen tan altos cargos institucionales para ser un personaje próximo a la gente.

Pasqual Maragall fue designado la semana pasada 'Català de l'Any 2007', los catalanes votaron y esta fue su decisión con más de un 50% de los votos.

Hoy en El Periódico, Pascual Maragall da las gracias.
Creo que queda constancia de su valor humano como persona, al margen de las ideas políticas.
Aunque ha llegado a ser una persona importante y con poder, nunca ha dejado de ser humilde, cercano y consecuente.

Este es el artículo en el que Pascual Maragall da las gracias por tel título de "Català de l'any"

Creo que vale la pena leerlo.

Carme




REFLEXIONES DEL CATALÀ DE L'ANY // PASQUAL MARAGALL

Soy feliz, tengo más amores de los que necesito, una familia que no me merezco y amigos de verdad

PASQUAL Maragall*
Quiero agradecer muy sinceramente, muy de verdad, a tantos ciudadanos y ciudadanas cómo me han acompañado estos días llenos de premios y efusiones, más debidos a la aflicción que produce a muchos mi enfermedad, lo sé, que a grandes méritos pasados, puesto que estos ya me han sido reconocidos en otros momentos. Y quiero hacerlo añadiendo a mis palabras de la noche del Català de l'Any, tan bellamente organizada, como saben, por este periódico y TV-3, que nos honran últimamente con producciones de gran calidad, las palabras que no pronuncié y que guardé en el bolsillo para no abusar de la paciencia de una noche que se estaba haciendo muy larga y demasiado emotiva.

HE LEÍDO HACE poco en Londres, con ocasión de un viaje que hemos hecho Diana y yo invitados por el arquitecto Richard Rogers para contribuir al lanzamiento del proyecto Londres 2012 (el año olímpico en la ciudad), que un famoso --y, por tanto, rico-- novelista inglés, de nombre Pritchett, ha decidido donar un montón de millones de libras esterlinas para la investigación del alzhéimer, al constatar que la proporción entre el dinero destinado a combatir esta enfermedad y el que se destina a curar el cáncer y las cardiopatías es del orden de 3 a 30, con lo que la amenaza de una epidemia de la caída de la memoria es aterradora, puesto que la vida se alarga y se alargará todavía más.

Dice Pritchett que otras enfermedades dan lugar a muertes más dignas. Y esto me parece importante. No todas las muertes son iguales.

Mi abuelo murió diciendo: "¡Qué muerte tan dulce!" y quizá "¡arriba! arriba!". Se lo preguntaré a mi prima mayor, Roser Maragall Garriga, que se acuerda de todo, lo que me lleva a pensar que, si algún factor hereditario me ha sido adjudicado, debe de ser más bien por parte de madre. En efecto, mamá tenía, ya de mayor, cierta dificultad en acertar el nombre de los hijos: tuvo ocho y a veces decía dos o tres nombres de corrido antes de dar con el que buscaba. Esto a mi padre no le ocurría.

Pues bien, mi madre murió de un ataque al corazón, una cardiopatía evidente y absolutamente previsible, lenta y suave pero definitiva. Solo uno de los siete hermanos que que- dábamos vivos, una hermana, pidió: "No la operéis". El médico había dicho que no había remedio. El corazón se había roto. Había una posibilidad sobre cien o mil de salvarla. Y decidimos, por amplia mayoría, operarla.

No pudimos ver cómo se apagaba lentamente. Habría sido probablemente una muerte tan dulce como su sonrisa, que no puedo olvidar. Murió en el quirófano y nos lo notificaron. Punto.¿Por qué no dejamos morir a la gente tranquilamente?
YO NO TENGO ningunas ganas de morirme. Pienso dar aún bastante guerra. Pero que no me alarguen la vida innecesariamente. Me ha gustado esta mujer desfigurada que ha decidido no convivir con una enfermedad que hacía de ella otra persona que no era ella.

Entiendo que la religión ha hecho mucho para acompañar a los moribundos y a sus familias en el momento más difícil de la vida, que es cuando esta se acaba. El ejemplo de mi abuelo es conocido. Pero incluso él decía: "Si este mundo es tan bello, Señor, ¿qué más me podéis dar?". No quería otro cielo que aquel cielo claro de Sant Gervasi. Si las cosas de este mundo eran tan bellas y Dios le había dado los ojos para ellas, ¿qué más podía querer?, protestaba.

No convirtamos la muerte en un pozo negro. No lo es. Es el final de la vida. Que sea digna --esto es lo que cuenta. Que no la decida nadie por nosotros, como ocurre en las guerras y los crímenes.

NOS ACERCAMOS a un mundo más humano --les aviso, en él la muerte no tiene que ser una tragedia ni la vida una imposición.

Pero volviendo, a la prosa de la vida de cada día, sepan que soy feliz, que tengo más amores de los que necesito, una familia que no me merezco, porque no siempre he estado ni estaré a la altura de la felicidad que me ha dado, y amigos de verdad, algunos muy cercanos, y muchos, muchísimos, inmerecidos.

Es todo lo que les quería decir: gracias.

1 comentario:

Anna dijo...

Déjame que te felicite por tu blog, es fantástico. Gracias por compartirlo.