INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

29 dic. 2008

La Justicia reconoce por vez primera en La Rioja la incapacidad absoluta a una enferma de fibromialgia


La fibromialgia se manifiesta a través de síntomas múltiples, todos ellos caracterizados por el dolor

B.G-B. LOGROÑO
El Juzgado de lo Social nº 1 de Logroño ha reconocido la incapacidad absoluta a Yolanda García Ezquerro, una riojana enferma de fibromialgia desde el año 2001. La sentencia es la primera de estas características en La Rioja, ya que hasta ahora sólo se habían reconocido incapacidades totales por fibromialgia, pero no absolutas.

El fallo, firmado por el magistrado Eduardo Carrión Matamoros, considera que «los dolores generalizados y la grave dificultad de realización de actividades psico-físicas» que sufre la paciente a consecuencia de la enfermedad «son previsiblemente definitivos» y que «impiden por completo al trabajador la realización de cualquier profesión u oficio».

La sentencia da la razón a Yolanda García Ezquerro, que lucha desde el año 2001 para que la sanidad pública y la Seguridad Social reconozcan su enfermedad. El dramático periplo de esta logroñesa comenzó cuando, en el 2001, a consecuencia de unos dolores de espalda, acudió a su médico de cabecera. Allí se le detectaron dos hernias discales de las que no fue operada por consejo médico. Los dolores, sin embargo, comenzaron a agudizarse. «Había días en que me resultaba imposible levantarme de la cama, el cansancio que sentía era extremo y el dolor, insoportable», explica.

Las faltas en el trabajo comenzaron a sucederse a la par que las visitas al médico. «Ya no me dolía sólo la espalda, me dolía todo el cuerpo, era incapaz de realizar ninguna actividad», recuerda. Los médicos achacaban ese malestar a una posible depresión, hecho que, sin embargo, Yolanda negaba: «Yo era feliz, tenía un trabajo que me gustaba, estaba felizmente casada y tenía un hijo encantador, yo no estaba deprimida».

Su médico de cabecera se mostraba también reticente a continuar firmándole las bajas laborales y le insistía en que sufría una depresión. Finalmente, después de un largo peregrinaje por todo tipo de médicos, públicos y pagados de su bolsillo, Yolanda acudió a un médico privado de Barcelona, que fue quien le comenzó a tratar la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica que padecía. Hace de ello dos años. Para entonces, las crisis eran frecuentes y su vida se había desmoronado. «Me despidieron del trabajo de manera improcedente, no podía buscar otro porque no podía trabajar, tenía muchísimos dolores y había renunciado a una vida normal». Su viacrucis continuó; Fue examinada por varios tribunales médicos que no querían reconocer su incapacidad laboral y que negaban que estuviera sufriendo la terrible enfermedad. Hoy, la Justicia le ha dado la razón aunque ella lamenta «que me hayan hecho pasar por este calvario y sufrimiento, que haya tenido que llevarlos a juicio para que se reconozca mi enfermedad y mi derecho a cobrar una pensión».

Dolor insoportable y cansancio extremo
La fibromialgia es una de las enfermedades más difíciles de diagnosticar. Sus mil síntomas podrían ser achacables a otras tantas enfermedades: cansancio extremo, dolor en las articulaciones, dolores de cabeza, trastornos digestivos, dolores en el pecho, problemas de memoria...

Parece tratarse de una enfermedad genética, presente en ciertas personas de manera latente y que puede desencadenarse durante periodos de especial estrés o tras haber sufrido una fuerte impresión emocional, por ejemplo, sufrir un accidente de coche. Otra de las peculiaridades de esta enfermedad es que afecta en una proporción mucho mayor a las mujeres que a los hombres: nueve de cada diez.

La fibromialgia se manifiesta a través de crisis que impiden al enfermo realizar cualquier actividad física o psíquica. El cansancio es extremo y el dolor, insoportable. Además, suelen padecer alteraciones del sueño como insomnio, pesadillas o sueño ligero, lo que impide que el cuerpo y la mente descansen de manera normal.

La mayor parte de las veces se confunde con depresión y casi siempre el enfermo se topa con la incomprensión de la sociedad y, en muchas y desafortunadas ocasiones, con la incomprensión de los propios médicos.

Su diagnóstico suele realizarse después de descartar otras dolencias como cáncer, artritis, lupus o esclerosis múltiple. Finalmente, el médico realiza un test en el que se calcula el dolor que sufre el paciente en 18 puntos del cuerpo conocidos como puntos gatillo. Se considera que existe fibromialgia cuando ese dolor se manifiesta en 11 de estos puntos o más.

Este proceso suele traducirse en un peregrinaje del paciente por todo tipo de médicos y especialistas. El paciente suele sufrir además depresión y periodos de ansiedad. La enfermedad es, hoy por hoy, incurable. El tratamiento que se administra palía únicamente el dolor.

No hay comentarios: