INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

16 oct. 2009

SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE - "Las actividades más cotidianas se hacen prohibitivas"


El médico José María Calvo habló de la sensibilidad química múltiple

José María Calvo es médico de familia en Ayerbe, donde lleva trabajando doce años, tras haberlo hecho en Laspaúles y Barbastro. En estos últimos años, Calvo ha estudiado la sensibilidad química múltiple, una enfermedad "todavía desconocida" pero que cada año registra "el doble de casos graves". Una reacción excesiva a los productos químicos, de los que apenas hay niveles de valoración de daño, es el desencadenante de una enfermedad irreversible y crónica y que afecta muy gravemente a la calidad de vida.


HUESCA.- Aproximadamente hace dos décadas, una enfermedad comenzó a ser medianamente habitual en las conversaciones. Se trataba de la sensibilidad química múltiple, una patología de la que todavía hoy conocemos muy poco, pero que desde entonces "multiplica sus casos graves por dos cada año", afirma José María Calvo, médico de familia que ayer dio una charla en el Espacio Ibercaja Castillo Montearagón de Huesca.

La sensibilidad química múltiple ocasiona a quien la padece "reacciones físicas ante la exposición a productos químicos en dosis bajas, que a otra persona no le afectan para nada". Las reacciones son muy diferentes de una persona a otra, siendo las "más habituales" afecciones de garganta tales como faringitis, ronquera o tos. También comunes son la sensación de falta de aire, la fatiga intensa o las migrañas.

En los casos más graves (un uno por ciento de los 150.000 detectados), las cosas más cotidianas, como ir al cine o a una tienda o dar un paseo, pueden convertirse en "prohibitivas" por la presencia en el ambiente de "colonias, tubos de escape, lacas de pelo...", que causan un agravamiento de la enfermedad. Asimismo, los lugares cerrados están "casi prohibidos", porque incluso aunque se lleve mascarilla, "siempre hay un choque".

En definitiva, las personas que padecen sensibilidad química múltiple, una enfermedad crónica e irreversible para la que no se ha dado aún con un tratamiento -incluso los fármacos "pueden ser un factor desencadenante"-, sufren "una merma muy significativa en su calidad de vida".

Tampoco la medicina alternativa ofrece un remedio a las personas afectadas por esta enfermedad, cuyos brotes aparecen cuando se está en contacto con la sustancia que no se tolera. Los tratamientos empleados hasta ahora, explica el médico, "no se han estudiado y no se sabe si son eficaces o no".

Calvo se refiere a esta patología como "una enfermedad con matices, porque algunos países europeos sí la reconocen, pero otros, como España, no", aunque el Ministerio de Trabajo sí admite la posibilidad de acogerse a la invalidez en los casos graves de sensibilidad química múltiple, que se ceba especialmente, hasta "en el 80 por ciento de los casos", con las mujeres de entre 40 y 60 años, aunque "no sabemos todavía porqué".


O. ISARRE


No hay comentarios: