INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

2 oct. 2016

¿Qué información se puede obtener a partir del nombre? Lo que todos los consumidores deben saber sobre los alimentos y los sabores


Hay muchos alimentos y bebidas de sabores añadidos, ¿pero cómo puede saber de dónde proceden?
Por ejemplo, si está desayunando un tazón de cereal que tiene la palabra “arce”(maple) en el envase, e incluso imágenes de hojas de arce, quizá piense que está consumiendo un producto que contiene jarabe de arce. Sin embargo, no se apresure, el sabor puede ser añadido.
Lo mismo sucede con las bebidas de limón que se preparan a partir del contenido de un paquete con fotografías de limones frescos. Probablemente piense que están elaboradas con limones, pero en realidad el sabor a limón puede ser natural o artificial.
¿Por qué?
La regulación actual permite usar términos como “arce”, “sabor a arce” o “sabor artificial a arce” en las etiquetas de los alimentos sin que sea necesario que el producto contenga nada de jarabe de arce, siempre y cuando contenga saborizante con sabor a jarabe de arce. Este saborizante puede provenir de diversas fuentes, incluida la sabia y la corteza del arce. O podría provenir también de la alholva, una hierba con un sabor similar al arce.
Del mismo modo, una bebida con sabor a limón podría no contener limones o jugo de limón. Sin embargo, estos productos alimenticios deben estar debidamente etiquetados si el sabor no proviene de limones reales. Por ejemplo, si el sabor proviene de un ingrediente artificial o de un ingrediente que no sea el limón, el nombre del producto debe indicar que el sabor a limón es artificial. Y si una tarta de fresa se elabora con saborizante artificial de fresa, su nombre debe ser tarta con sabor a fresa.
No a todas las personas les importa si los alimentos incluyen ciertos ingredientes, siempre y cuando tengan un buen sabor. No obstante, señala Douglas Balentine, Ph.D., director de la Oficina de Nutrición y Etiquetado de los Alimentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), si no queremos que el sabor proceda de un ingrediente alternativo —por ejemplo, si queremos jarabe de arce real en nuestra comida— la información necesaria aparecerá en la lista de ingredientes impresa en el envase.

A qué se debe prestar atención en la lista de ingredientes

Fíjese que el origen del sabor se mencione específicamente en la lista de ingredientes. Algunos consejos:
  • Si desea consumir un alimento de arce elaborado con jarabe de arce, busque las palabras “jarabe de arce” en la lista de ingredientes. Además, el fabricante puede indicar voluntariamente en algún lugar de la etiqueta que el producto está “elaborado con jarabe de arce 100%”.
  • En algunos casos, quizá vea el término “sabor natural” en la lista de ingredientes. Si el sabor a arce proviene de un saborizante de arce natural, quizá vea “sabor natural de arce” o “sabor natural” en la lista de ingredientes.
  • Si desea consumir un producto elaborado o saborizado con una fruta real, busque su nombre (“toronja”) o el nombre del jugo elaborado con ella (“jugo de toronja”) en la lista de ingredientes.
No obstante, hay algunas excepciones. Para que un producto pueda recibir el nombre de producto de mantequilla —por ejemplo, “galletas de mantequilla”—, tiene que contener mantequilla 100%. Si el producto contiene mantequilla y grasa alimentaria, el nombre correcto sería “galletas con sabor a mantequilla”.
Y si desea chocolate de verdad, busque el término “chocolate” en la lista de ingredientes.
Según Felicia Billingslea, directora de Personal de Etiquetado y Normas de Alimentos de la FDA, es necesario hacer un apunte sobre el uso del cacao como ingrediente. “Los consumidores saben hace mucho que productos tales como pudin, tartas y galletas de chocolate pueden estar hechos con cacao”, señala. Siempre que el término “cacao” aparezca en la lista de ingredientes, el nombre del alimento puede incluir la palabra “chocolate” en ciertos casos. .
Por último, si el nombre del producto incluye términos como “sabores artificiales” o “sabores naturales y artificiales”, es una indicación de que el ingrediente del cual proviene originalmente el sabor podría no haberse utilizado en su elaboración.

¿Qué hace la FDA?

La FDA vigila los productos para asegurarse de que lo que se imprime en los envases no sea engañoso o impreciso, y puede, en caso de ser necesario, tomar medidas contra los fabricantes de los alimentos. A nivel nacional, pueden enviarse cartas de advertencia seguidas de medidas tales como la incautación de los productos. Los alimentos importados pueden embargarse hasta que el importador corrija la etiqueta.
“En última instancia, queremos que los consumidores puedan tomar decisiones informadas sobre los alimentos que consumen, y el trabajo de la FDA es asegurarse de que los consumidores sepan qué es lo que compran”, señala Balentine.
Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.
21 de septiemre de 2016
regrese al inicio

Artículos relacionados para el consumidor

No hay comentarios: