INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

4 jun. 2007

ESPAÑA RECONOCE CASOS DE HIPERSENSIBILIDAD MAGNETICA

N O T I C I A S

España ya reconoce casos de hipersensibilidad magnética

Los afectados por esta enfermedad se han multiplicado al proliferar en el país las antenas de telefonía móvil, líneas de alta tensión y sistema Wi-Fi Insomnio y migraña son los síntomas

SOLANGE VÁZQUEZ/BILBAO


-Oriol, no le oigo bien, creo que a su teléfono le pasa algo.-
No, qué va, lo que ocurre es que estoy con el 'manos libres' y, además, un poco alejado del aparato.-
¿Y no le importaría acercarse más?-
Señorita, no puedo. Si me aproximo, me vuelvo loco, me duele la cabeza. Ése es mi drama. Llevarse el teléfono a la oreja es una de las cosas que Oriol Badell no puede hacer. Para él, la vida cotidiana está llena de pequeñas renuncias. También tiene dificultades para coger el coche o para ir al cine, porque el inofensivo sendero de lucecitas rojas que indica el camino en la sala a oscuras es para él como un latigazo de rayos láser. Por no poder, no puede ni pasar junto a un televisor encendido sin que le sobrevengan temblores, e incluso ha llegado a alumbrarse con velas para evitar los fluorescentes. Este delineante proyectista catalán, de 58 años y «medio jubilado», es uno de los primeros españoles diagnosticados de hipersensibilidad eléctrica, una «enfermedad emergente, en evolución de reconocimiento», que, como tal, cuesta demostrar.
«Con esto pasa como con la Iglesia, que para cuando aceptan algo han pasado tres concilios», asegura Joaquín Fernández Solá, especialista en Medicina Interna del Clínico de Barcelona. Según explica, «en este momento, los profesionales ya somos capaces de reconocer este tipo de hipersensibilidad, porque estamos viendo casos, aunque aún no existe un criterio diagnóstico».
Sea como fuere, la hipersensibilidad electromagnética divide a la comunidad científica. «Yo no tengo dudas de que los síntomas son reales, pero no parecen relacionados con campos electromagnéticos. Nadie sabe qué demostrarán futuras investigaciones», declaró el profesor Anders Ahlbom, del Instituto Karolinska sueco. Otros expertos, en cambio, sostienen que hay personas especialmente sensibles a los campos electromagnéticos -formados por radiaciones de la telefonía móvil, el Wi-Fi y las líneas de alta tensión, así como las emisiones de aparatos y electrodomésticos- que se han convertido en auténticas 'antenas humanas' y sufren los efectos de las ondas.
Ni siquiera a nivel geográfico existe el mínimo atisbo de consenso: mientras que en España aún no se ha reconocido legalmente esta dolencia, en países como Suecia, Suiza, Italia, Rusia, China, Nueva Zelanda y Bélgica han legislado medidas preventivas. Así, la electrosensibilidad está reconocida en Suecia como enfermedad orgánica incapacitante.
Nueva pregunta: ¿Por qué sólo algunas personas padecen las radiaciones? «Pues por la misma razón que hay gente que enferma a causa del polen o el polvo. Porque no todo el mundo aguanta igual las cosas -matiza Fernández Solá-. Además, el número de campos electromagnéticos ha aumentado mucho en los últimos años, lo que ha propiciado que aparezcan más casos de hipersensibilidad, cuyos síntomas son parecidos al resto de las alergias: irritaciones cutáneas, de garganta, de piel, problemas respiratorios, náuseas, vómitos, diarrea, migrañas, insomnio, fibromialgia ».
Ahí ya poco importa que el origen de sus síntomas sea físico o psicosomático, porque su vida se convierte en una pesadilla. Muchas veces, según explica Fernández Solá, suele haber un desencadenante concreto que destapa la caja de los truenos.
Según afirman los afectados, ocurre como con los superhéroes de los tebeos, que tienen una existencia normal hasta que algún fenómeno les convierte en seres 'especiales', que sienten cosas que para sus congéneres pasan desapercibidas. Y, a partir de ese momento, no hay descanso para ellos. Oriol, por ejemplo, fue 'contaminado' cuando la comunidad de vecinos instaló una antena de telefonía móvil en su edificio: se vio obligado a dejar su ático y se marchó a una pequeña localidad en la montaña. Sin luz. Sin Siglo XXI.

http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20070603/sociedad/espana-reconoce-casos-hipersensibilidad_20070603.html

1 comentario:

Samuel dijo...

la Hipersensibilidad Magnetica no es una enfermedad como tal sino una enfermedad derivada de un efecto psicotico, el cual produce un efecto nocebo.
en cierta manera es hipocondria y psicosomatica.