INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

17 jul. 2007

La Fibromialgia, una condición crónica malentendida



La Fibromialgia, una condición crónica malentendida

julio 16, 2007

ANN ARBOR, Michigan—Durante 14 años Josephine* sufría de dolores severos en todo el cuerpo. Los síntomas empeoraban día a día y buscó ayuda donde una variedad de especialistas médicos, pero nadie podía diagnosticar la condición.

"Me dijeron que no sabían lo que me pasaba; los resultados de las pruebas de sangre salían normales y los rayos X también. No tenían ni idea y me enviaban de un médico a otro especialista." Acudió a reumatólogos, neurólogos, internistas, y hematólogos.

Después de más de un año, se le diagnosticó con fibromialgia, una condición crónica y debilitante que provoca dolores fuertes en todo el cuerpo. Investigaciones recientes de la Universidad de Michigan demuestran que la fibromialgia podría afectar a millones de estadounidenses, y nuevos estudios realizados en ese mismo centro, que utilizan técnicas sofisticadas de imagen ayudan a la comunidad médica a entender mejor esta enfermedad.

"La fibromialgia es una condición caracterizada por el dolor generalizado en los músculos, las articulaciones, y cualquier parte del cuerpo," explica Daniel Clauw, director del Centro de investigaciones sobre dolor crónico y fatiga de la Universidad de Michigan. "Además de dolor, los individuos con fibromialgia a menudo sienten fatiga, dificultades para dormir, de memoria y concentración, entre otras síntomas."

Los síntomas de Josephine incluían cansancio extremo, dolores de cabeza repetidos, dolores en el pecho, problemas estomacales e intestinales, fatiga y debilidad muscular, movilidad limitada, y ansiedad. En los peores momentos, Josephine estaba acostada y consumía tantos fármacos, que no podía funcionar debido al dolor.

Sin embargo, hay esperanza. "La fibromialgia está ganando respeto en la comunidad científica y en la comunidad en general debido a todas las investigaciones que han demostrado que se trata que es una enfermedad real y también de que hay fármacos específicos para tratarla", dice Clauw. "Nuestro grupo y otros en la Universidad de Michigan se han dedicado a examinar los mecanismos básicos de la fibromialgia.

Clauw y sus colegas usan una técnica llamada imagen funcional, que permite observar cómo funcionan las distintas áreas del cerebro cuando hay estímulos dolorosos. Han descubierto que para la misma cantidad de daño o inflamación en los tejidos periféricos, un paciente con fibromialgia siente considerablemente más dolor que una persona promedio. Un paciente con fibromialgia puede padecer de dolor en todo el cuerpo incluso sin daño o inflamación en los tejidos periféricos.

"Creemos que una de las anormalidades principales de la fibromialgía es el desequilibrio en los niveles de neurotransmisores en el cerebro que afectan la sensibilidad al dolor," dice Clauw.
Con esta información, se han desarrollado nuevos tratamientos para combatir los síntomas de la enfermedad. "Aunque actualmente no hay fármacos aprobados para tratar la fibromialgía, dentro de tres años es probable que habrá tres o cuatro drogas especialmente diseñadas para tratar la condición," asegura.
Hay dos categorías de fármacos. La primera clase aumenta los niveles de los neurotransmisores que normalmente detienen la propagación de dolor, mientras que la otra baja los niveles de neurotransmisores que normalmente aumentan la propagación de dolor.

La Universidad Americana de Reumatología estima que cerca de un 3 por ciento de los estadounidenses sufren de la fibromialgia, pero Clauw advierte que quizá esta cifra no refleje la realidad. "Su definición es generalmente muy limitada. En realidad, puede ser entre un 5 o un 6 por ciento de los estadounidenses," asegura.

Hay otros malentendidos sobre la fibromialgia. Algunos médicos creen que todos los síntomas son psicológicos. "Los médicos dicen, 'Todo esta en su mente, sólo necesita descansar más y estará bien, sea fuerte,' recuerda Josephine. Otro malentendido sobre la enfermedad es que es causada por una inflamación en los músculos. "No es un trastorno inflamatorio y no es una condición psicológica," clarifica Clauw. "El dolor siempre es un asunto subjetivo, pero todo lo que se puede medir en cuanto al dolor que siente un paciente de fibromialgia demuestra que es verdadero".

Desafortunadamente, los pacientes siguen recibiendo diagnósticos equivocados, tales como artritis reumatoide, síndrome de fatiga crónica o síndrome de intestino irritable. La Fibromialgia no tiene un diagnóstico definitivo, por lo que médicos deben confiar en la historia médica de los pacientes y síntomas para diagnosticar la enfermedad y excluir otras condiciones que puedan causar dolores generalizados.

Se desconoce la causa de esta condición, aunque quizás se deba a una combinación de la genética y el ambiente. "Es ocho veces más probable que una persona desarrolle la fibromialgia si un familiar padece de la condición. Pero siempre existen gatillos mediambientales y circunstanciales. Por ejemplo, personas desarrollan fibromialgia después de accidentes automovilísticos, algunos tipos de infecciones, o estrés biológico. Aunque la enfermedad ocurre más en las mujeres que los hombres, no hay factores demográficos que pronostiquen su desarrollo", advierte el médico.

Clauw recomienda a las personas que sufren de dolores o fatiga suficientemente severas que le limiten en su vida cotidiana, que busquen ayuda médica, incluso si los síntomas duran solamente un par de días. "Es mejor recibir la atención médica y el tratamiento adecuado temprano para esta condición," advierte.

Según Josephine, mantener una actitud positiva, reconocer y aceptar la enfermedad fue una gran ayuda. "Yo sé que siempre tendré esta enfermedad, pero ahora me describo como un superviviente".

* No es su nombre verdadero

http://www.ns.umich.edu/Es/_story.php?id=5950

No hay comentarios: