INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

24 sept. 2007

Las caras siniestras del dolor

El origen de este tipo de sufrimiento puede ser diverso, pero al final es capaz de convertir la vida de cualquiera en una pesadilla



Silvia Ojanguren
El Universal
Lunes 24 de septiembre de 2007

Nadie escapa a un ataque de dolor en la vida. Puede ser leve o verdaderamente tormentoso, y cuando se convierte en una constante, lo mejor es consultar a un especialista para atajarlo en lo posible.

La doctora Alicia Kassian, jefa de la clínica de dolor del Hospital General de México, explica que se trata de un fenómeno sensorial y cada persona lo conoce de manera individual. Sus causas son múltiples y diversas sus características, incluidos los aspectos psicológicos y culturales, pero en todo caso es uno de los principales motivos de consulta médica.

El dolor puede ser de intensidad leve, moderada o severa, de corta o larga duración, y en ocasiones de por vida; ser causado por estímulos mecánicos, térmicos o químicos, entre los que se encuentran los traumatismos, quemaduras y heridas, señala la especialista.

Los mapas del dolor indican que el agudo es temporal y resultante del daño de algún tejido, por ejemplo, en la piel, o el causado por un golpe o quemadura.

Kassian precisa que el dolor crónico es aquel que ataca por la persistencia del estímulo dañino o una enfermedad. Puede durar indefinidamente e incluso en ausencia de daño aparente. Agrega que suele no responder al tratamiento y se asocia a reacciones emocionales como ansiedad crónica, miedo, depresión e insomnio.

Uno más tortuoso

El temido dolor neuropático. Es resultado de una lesión o enfermedad del sistema nervioso. Una de sus características es la sensación dolorosa al recibir estímulos que generalmente no lo causan.

Este tipo de sensibilidad suele ser causado por la radioterapia en pacientes con cáncer, se le relaciona también al dolor en las extremidades que experimentan los pacientes diabéticos o aquellos que han padecido infección por herpes.

La doctora Kassian advierte que el dolor en general, al ser producto de una lesión, es acompañado de inflamación, por lo que al controlarla se contribuye en gran manera a disminuirlo.

El control y alivio se logra con analgésicos; algunos lo hacen de manera rápida, efectiva y económica. Son medicamentos que han demostrado su eficacia y seguridad a través de los años.

Uno es Doloneurobión, que tiene doble acción analgésica y antiinflamatoria, cuya actividad es potenciada por la adición de vitaminas del complejo B (las cuales también tienen actividad analgésica), permitiendo el alivio del dolor por 24 horas con la administración de una sola tableta.

Todo lo que daña el dolor

El sueño, trabajo, cicatrización, apetito, sistema inmune, claridad de pensamiento, actividades diarias, placer.

Y nos hace sentir:

Cansados, deprimidos, enojados, preocupados, solos, estresados y frustrados. Si se siente así, no dude en consultar a su médico.


http://estadis.eluniversal.com.mx/estilos/55317.html

No hay comentarios: