INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

7 nov. 2007

Los nutrientes son vitales para la salud

Se adquieren a través de los alimentos y son necesarios para que los órganos del cuerpo puedan cumplir con sus funciones esenciales.

Agudizan la mente, aumentan la energía, fortalecen el organismo, calman los nervios, elevan el ánimo, estimulan la sexualidad y las defensas orgánicas, y protegen de las enfermedades. No son drogas mágicas, sino una serie de sustancias clave que aportan los alimentos al organismo: los minerales que refuerzan la salud.

La lista de compuestos nutritivos para la salud y el bienestar es muy larga, pero hay algunos que son esenciales y que nunca deben faltar, de acuerdo con los estudios científicos más recientes y los expertos en medicina y nutrición.

Aunque estos minerales pueden aportarse al cuerpo por medio de suplementos dietéticos, para mineralizarse es preferible recurrir primero a sus fuentes naturales, los alimentos. Una advertencia: si se sufre alguna dolencia crónica, como la hipertensión, la diabetes o la gota, hay que consultar con el médico.

* Calcio-magnesio: el duo dinámico. Estos dos minerales trabajan estrechamente y a menudo son combinados en suplementos multivitamínicos. En equipo, ayudan a reducir el riesgo de cáncer, estimulan la potencia cerebral, intensifican el rendimiento atlético y protegen la piel. Además, el calcio y el magnesio trabajan juntos para regular los niveles de energía del organismo y mantener el normal funcionamiento del corazón y la transmisión nerviosa, y son necesarios para tener unos huesos fuertes y sanos. También colaboran en la lucha contra la presión sanguínea elevada.

El calcio solo es necesario para prevenir la osteoporosis, los trastornos cardíacos, los problemas de la menopausia y ciertos tipo de cánceres, mientras que el magnesio es útil contra el síndrome premenstrual, la hipertensión, la ansiedad, la fatiga y la diabetes.
Para que el calcio no falte, incluya en su dieta leche y sus derivados, legumbres y otros vegetales de hoja verde, sardinas enlatadas y pescado blanco. Coma cacao o chocolate, frutos secos y mariscos para tener un buen aporte del valioso magnesio.

* Cromo, el aliado de la insulina. Los expertos en alimentación lo consideran un mineral esencial para el organismo porque ayuda a la insulina a regular el metabolismo de las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Cuando el cuerpo tiene insuficiente cromo, pueden surgir todo tipo de problemas: desde un desequilibrio en los niveles de azúcar en la sangre hasta la obesidad.

También ayuda a reducir el riesgo de trastornos cardíacos, diabetes y problemas de la visión. Los atletas son fervoroso partidarios de este mineral para ayudar a reducir la grasa corporal, aumentar el rendimiento de los músculos y controlar el hambre y el peso.
Para que no falte, incluya en su dieta levadura de cerveza, carne, hígado, huevo, pollo, germen de trigo, pimiento verde, manzana, plátano y espinacas.


PARA HOMBRES

ZINC. Se le considera el mineral del sexo masculino y, de hecho, es necesario para el metabolismo hormonal, la producción de testosterona, la formación del esperma y la composición del semen. Pero además, ayuda a la cicatrización de las heridas, a la inmunología y a la desintoxicación del hígado. Los órganos sensoriales también requieren este mineral para la visión, la audición, el olfato y el paladar. Algunos estudios indican que el zinc puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer, estimular la potencia cerebral, equilibrar el nivel de azúcar en la sangre y perder peso. Para que no falte, coma carnes y legumbres.


PORTAFOLIO.com

No hay comentarios: