INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

9 ene. 2008

No te habitúes a cenar bocadillos

El actual estilo de vida hace que en algunas ocasiones para la hora de cenar disfrutemos de un rico y sencillo bocadillo. Se trata de algo muy fácil de preparar con lo que colmar nuestras necesidades, de hecho, comer de vez en cuando un bocadillo no afecta a nuestra salud ni a nuestro peso.

Todo cambia cuando una persona se habitúa a comer prácticamente a diario un bocadillo para cenar, son muchos los hogares que realizan esta práctica rayando lo habitual. Un bocadillo es barato, rápido y eficaz contra el hambre (nos referimos a los tradicionales, ya que algunos bocadillos se las traen), en todos ellos hay un común denominador, el pan. Grandes cargas de carbohidratos, grasas y proteínas del contenido del bocadillo y en general un gran acopio de nutrientes son enviados al organismo en un momento que realmente no es necesario, ya que nos vamos a dormir.

Toda la carga energética serviría para combatir, por ejemplo, el esfuerzo físico durante el día, pero por la noche es todo lo contrario, sirve para aumentar nuestras reservas de grasa y con ellas nuestro peso. Un buen consejo es disfrutar por la noche de comidas ligeras y saludables, ensaladas, verduras, carnes y pescados a la plancha, tortillas, etc.

Claro, que no hemos explicado como se vuelven los nutrientes de un bocadillo en grasas, el proceso es simple. La digestión resultante de un bocadillo convierte los carbohidratos que aporta el pan en glucosa, precisamente este es el combustible de los órganos que son más activos por el día, los músculos, el cerebro, etc. Como estamos en el descanso nocturno, es todo lo contrario. Toda la carga energética se ve rechazada por los órganos porque no les hace falta y por consiguiente, dicho exceso se transforma en tejido adiposo corporal.

Lo dicho, bocadillos por la noche con moderación.

1 comentario:

VIKY dijo...

Hola Brujita me da gusto saludarte atraves de tu blog, si dale mis saludos a tu padre y esperaria que se encuentre muy bien. Encuentro muy interesante la informacion sobre la cena de bocadillo, de las grasas que se producen al comerla con el pan por la noche, quisiera aportarte que vi por tv un informativo muy interesante quetiene relacion con lo que ley del bocadillo y quede sorprendida ya que ni idea tenia.Lo poco que oi hablaba del desalluno que comer un saludable y ABUNDANTE desallunoantes de las 9 de la mañana,este se convierte en energuia ,pasado esa hora ya cuple la funcion mas dañina se convierte engrasa.Es lo poco que pude agarrar cuando escuche la informacion. Brujita,hace 8 años aproximadamente ,estando de vacaciones en el sur de Chile fui a un restoran donde pedi un plato Español llamado Paella, lo pedi pr los que este lleva maiscos, me encantaria que pusieras una receta en tu blog para hacerla , ojalas no sea complicada. Un abrazo, Viky.