INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

14 feb. 2008

LA HUELGA DE LOS FACULTATIVOS CATALANES


La sanidad catalana, en riesgo


No es cuestión de discutir sobre pagar más, porque los profesionales ya están al límite de su capacidad de atención

• El modelo actual ha generado estrés crónico entre los médicos de la asistencia primaria


14/2/2008
CARME Valls*
Los riesgos laborales de una empresa dependen en gran medida de las condiciones de trabajo de sus empleados. En la sociedad del siglo XXI, los riesgos emergentes son los provocados por las condiciones de trabajo y los efectos psicosociales que conlleva. Según las demandas que tiene cada trabajador, según la capacidad de decidir cambios propios en su organización del trabajo diario, según el tiempo dedicado a la promoción personal y a adquirir nuevos conocimientos, puede sufrir más o menos el denominado estrés laboral, con consecuencias físicas y mentales.

La profesión médica, a caballo entre la vida profesional y la gran demanda asistencial, se siente presionada cada vez más y está sometida a condiciones de trabajo que provocan el estrés crónico, elemento contrario a la salud del sistema. Esta tensión ya viene de lejos, y todo el mundo esperaba que la --nunca acabada-- reforma de la atención primaria, especialmente en Barcelona, podría resolverla. Pero reducir los problemas y simplificarlos es el primer paso para no encontrar una solución. No son solo los horarios y el número de visitas los problemas que provocan la huelga de los profesionales de la sanidad pública, lo es también la insatisfacción creciente de unos profesionales que iniciaron sus carreras con la vocación de hacer de médicos y que ven cómo su capacidad profesional no puede ejercerse en buenas condiciones.

UN RECIENTE estudio sobre la salud, estilos de vida y condiciones de trabajo de los médicos de Catalunya, patrocinado por la Fundación Galatea y realizado por especialistas de los Centros de Asistencia Primaria (CAP), los doctores Rolhfs, Arrizabalaga, Artazcoz, Borrell, Fuentes y Valls-Llobet, ha puesto de manifiesto lo siguiente: "Teniendo en cuenta simultáneamente el sexo, la edad, el número de dedicaciones, el sector de actividad, el tipo de centro laboral, el tipo de relación laboral y el número de horas de trabajo remunerado semanal, las variables que explican la insatisfacción laboral son: el puesto que se ocupa (más insatisfacción entre los profesionales de los CAP y de urgencias hospitalarias que en los de servicios médicos y quirúrgicos de hospitales); la relación contractual y el número total de horas trabajadas. Analizando cada uno de estos factores de riesgo por el estrés laboral hemos visto que el índice de contrato temporal entre las médicas está 10 puntos por encima del de mujeres ocupadas. Entre los médicos, el índice de contrato temporal es tres veces mayor que el de varones ocupados del mismo nivel profesional.

El estudio citado constata que los profesionales de la medicina son los que más horas trabajan en Catalunya. La media semanal de horas trabajadas es claramente superior entre médicos (52,2 horas por semana) y médicas (45,6 horas por semana) que entre la población ocupada y 10 puntos por encima de la del mismo nivel profesional. Este número de horas trabajadas está asociado con trastornos crónicos (como son la hipertensión, diabetes, enfermedad cardiovascular y dolor). Los resultados de las dimensiones psicosociales del estudio muestran que la participación en las decisiones en su unidad de los profesionales, principalmente en los CAP, presenta un nivel desfavorable y que el control sobre el trabajo y la participación en las decisiones son menores entre las médicas, tanto en asistencia primaria como en los hospitales.

Desde el punto de vista de prevención de riesgos para la salud de los profesionales, no se puede estar de acuerdo en reducir el problema a cómo puede pagarse una hora más de dedicación, porque la profesión médica, especialmente dentro de la atención primaria, ya es un colectivo laboral al límite de sus posibilidades. Por lo tanto, debería atenderse la solicitud de análisis de carga laboral, ya que no todos los pacientes ni todas las poblaciones atendidas generan el mismo tipo de demandas ni el mismo tiempo necesario por visita. También, que mejore la capacidad de autogestión y la democratización interna de los centros sanitarios.

LA SOLUCIÓN no es que una hora más o una visita más se paguen aparte, sino la eliminación de la burocracia, la creación de equipos profesionales consolidados, devolver la capacidad resolutiva a la asistencia primaria para que pueda atender de verdad y no solo derivar pacientes que van dando tumbos por el sistema sanitario. Tumbos que, en el caso de la atención al dolor crónico, de predominio entre las mujeres, disminuyen la eficiencia del sistema y encarecen los costes del tratamiento.

También se reduciría el estrés crónico de los profesionales si pudiesen hacer realidad la participación en las decisiones que afectan a sus condiciones laborales, en cómo prestan la asistencia. Y también cómo participan, a nivel local, en las labores de promoción de la salud de la comunidad y en la coordinación de las políticas públicas sociosanitarias que afecten a población de riesgo o a los ancianos, en colaboración con las entidades de cada municipio. El riesgo principal de la sanidad catalana es la progresiva pérdida de dignidad de las condiciones de trabajo. La prevención de este riesgo es el cambio de las condiciones de trabajo y el retorno a la capacidad de decisión y autogestión de los profesionales de los centros.

* Presidenta del Centro de Análisis y Programas Sanitarios.

No hay comentarios: