INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

25 mar. 2008

Unos 3.000 almerienses piden ayuda contra el dolor cada año

Torrecárdenas tiene una Unidad para «no sólo quitar el dolor, sino los síntomas que le acompañan, consiguiendo el máximo confort de los pacientes», según explica su responsable

JULIA MILÁN /



LA Unidad del Dolor del Complejo Hospitalario de Torrecárdenas es una unidad multidisciplinaria donde se tratan todas las patologías que conllevan dolor, tanto el agudo como crónico.

Juan Salmerón Cerezuela, responsable de la misma, y Gabriel Sánchez Perales, jefe del Servicio de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor, explican que el dolor crónico es aquel que dura más de seis meses y tiene unas características especiales entre las que destaca que no se conocen las causas que lo provocan a diferencia del agudo que, por ello, es «fácil de solucionar».

La Unidad del Dolor atiende a unos 3.000 pacientes al año, de los que el 30% son nuevas atenciones enviadas por los servicios de Traumatología, Neurocirugía, Rehabilitación y Reumatología, fundamentalmente.

Este servicio tiene como objetivo, «no sólo quitar el dolor, sino los síntomas que le acompañan, es decir, conseguir el máximo confort de nuestros pacientes. Esto lo lograremos con los recursos disponibles, su gestión y un buen control de calidad que nos indica si los resultados son correctos», explican Salmerón y Sánchez.

La mayoría de los pacientes que asisten a esta unidad tienen dolor crónico, que se divide en 'maligno', aquel que viene producido por un problema oncológico, y el 'no maligno', procedente de lumbalgias, artropatías degenerativas como son gonalgias o espondiloartrosis, el dolor neuropático o las cefaleas. En cuanto al dolor neuropático, «va cada vez más en auge, y es un campo complicado», se produce cuando hay una lesión de los nervios -encargados de transmitir el dolor- ya que al estar alterado aparece el dolor neuropático. Puede deberse, precisaron, a muchos motivos, entre los que destacan lesiones nerviosas, tóxicos, operaciones y «mil causas» más. Las Unidades del Dolor están intentando «encontrar solución» a este tipo y, según los mismos profesionales, «es el caballo de batalla más complicado que tenemos». Reconoce que es el campo donde más se está investigando «porque es un tema complicado».

Los tratamientos

En cuanto a los tratamientos, los principales pasan por farmacológicos orales como pueden ser los anestésicos locales, corticoides, atropina o ácido hialurónico. Otro bastante conocido es el de infiltraciones con anestésicos locales o series de infiltraciones epidurales lumbares y cervicales, precisó Juan Salmerón Cerezuela.

La electroestimulación transcutánea -TENS- y la iontoforesis son otros procedimientos empleados en tan importante Unidad. Este servicio surgió, precisamente, de los anestesistas a finales de los años 60 y las técnicas que se usan en los quirófanos se trasladan a la consulta, donde «el paciente llega con dolor y tú intentas con medicación que no le duela». En los últimos años se ha llegado a conseguir un área multidisciplinar «porque el paciente tiene que ser visto por un rehabilitador o tiene que tener un apoyo psicológico». Por ello, la Unidad del Dolor de Almería cuenta con un psicólogo para ayudar a los pacientes. Además, se están buscando distintas especialidades para sumarse a este servicio, como neurología ya que en otras unidades del país cuentan con este especialista. Existe un contacto también entre la Unidad y Traumatología, Neurología y Reumatología o Atención Primaria, ya que son los profesionales que les remiten a los pacientes tras haber realizado un estudio y un diagnóstico. Cuando estos llegan a la Unidad se trata de ofrecer un tratamiento al paciente, no de diagnóstico, y por eso es de gran importancia saber el motivo que produce este dolor. Mientras se trata el síntoma, el especialista puede continuar viendo al paciente pero la mayoría de los usuarios presentan numerosos síntomas que son multifactoriales, cambiantes, y que obligan a un repetido replanteamiento de los objetivos terapéuticos, y que requieren un equipo multidisciplinario para su tratamiento.

Las urgentes

Hay tipos de patologías que por la intensidad del dolor se consideran urgentes: Los enfermos oncológicos, que en muchas casos el único síntoma presente es el dolor; Herpes Zoster y neuralgias posherpéticas -por su intensidad-; neuralgias de trigémino, un dolor que muchas veces induce al suicidio, y las lumbociáticas agudas además de cualquier dolor irascible, como por ejemplo las isquemias. Estas patologías se ven siempre sin necesidad de cita previa. Juan Salmerón y Gabriel Sánchez destacan que, en ese sentido, es muy importante que los enfermos no esperen mucho tiempo sin, por lo menos, un tratamiento que les alivie. Salmerón detalló que se realizan unas 1.600 infiltraciones al año mientras que TENS e Iontofolesis realizan unas 2.000.

En cuanto a la prevalencia del dolor, a nivel español se habla de un 27% de población, lo que representa «un porcentaje alto» aunque «a nivel europeo se habla de un 50%». Por grupos de edad, en los mayores de 65 años, «hasta el 40% dice que tiene dolor». En el sexo también hay diferencia ya que son muchas más las mujeres que tienen dolores crónicos. El paciente tipo en Torrecárdenas es una mujeres mayor de 65 años con dolor en la espalda, rodillas y cefaleas.

No hay comentarios: