INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

17 abr. 2008

Enfermedad laboral por edificio enfermo


Oficinas con prescripción facultativa

Un diseño de mesas y una climatización inadecuados puede causar la lipodistrofia semicircular, una enfermedad laboral benigna con una incidencia creciente

La lipodistrofia semicircular (LS) es una enfermedad laboral tan leve como curiosa. Leve porque es benigna, no precisa tratamiento y no deja secuelas. Curiosa porque la responsabilidad hay que achacársela al deficiente diseño del centro de trabajo, en este caso, la oficina. La aparición de brotes de esta afección en grandes empresas del País Vasco y Cataluña ha supuesto que esta enfermedad casi desconocida pase a ocupar un primer plano en la esfera de la medicina del trabajo.

Se trata de un mal caracterizado por la aparición de bandas semicirculares, aisladas o múltiples, en la cara antero-lateral del muslo, con una anchura de uno a cuatro centímetros, aunque la piel en estas zonas es normal. Lo único que se ve afectado es el tejido adiposo que se halla bajo la piel. Por eso, el principal problema es que la afección cursa sin síntomas y sólo en algunos casos se acompaña de sensación de tirantez o de piernas pesadas. El diagnóstico es visual, sin que sean necesarias exploraciones más sofisticadas. Como se trata de una afección benigna se resuelve en unos meses de manera espontánea e incluso antes si se adoptan medidas en el centro de trabajo.

Pese a su incidencia creciente, no es una patología nueva. Los primeros casos referidos aparecen en 1974 y, desde entonces, se han descrito de forma aislada y vinculados a factores externos como microtraumatismos repetitivos o presión mantenida sobre la zona afectada. Pero en 1995 aparece un gran número de casos en oficinas en Bruselas, y entre 2005 y 2007 se registran varios brotes en España. El más importante es el que se ha vivido en una gran empresa de Barcelona, en febrero de 2008, en la que la lipodistrofia semicircular ha afectado a casi el 20% de la plantilla.
Desde entonces se han notificado más de 600 casos en otras zonas de España, sobre todo en centros de trabajo con características comunes: sistemas de climatización y baja humedad relativa en el entorno de trabajo que generan altos niveles de electricidad estática. Los estudios apuntan a que la lesión se crea cuando las personas que están de pie se apoyan en las mesas. Se produce entonces una transferencia de electrones por diferencia de potencial entre la mesa y la zona corporal en contacto. Esta transferencia electrónica causa atrofia de los adipocitos, las células grasas.

No hay comentarios: