INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

30 abr. 2008

Una ayuda para decir adiós

Bermejo desgrana los tipos de duelo y ofrece pautas para aceptar la muerte

NATALIA SÁNCHEZ. «Un abrazo es la mejor palabra para un ser doliente», manifestó ayer el director del Centro de Humanización de la Salud y doctor en Teología Pastoral Sanitaria, José Carlos Bermejo, en su conferencia sobre "Acompañar y vivir el duelo", en el Club La Opinión-El Correo de Zamora.
El religioso Camilo, que estuvo acompaño en la mesa por el responsable del Secretariado de Pastoral de la Salud de la Diócesis, Manuel Mesonero Gris, y la moderadora del foro, Carmen Ferreras, inició su intervención con un análisis del duelo: «la experiencia de dolor y aflicción que se manifiesta de distintas maneras al perder a seres queridos».
Bermejo enumeró distintas expresiones de estos sentimientos: desde el que se siente antes de la pérdida del ser querido «cuando el familiar sufre alzheimer, ejemplificó; "el síndrome del hijo de Bilbao", que se produce cuando un ser querido está muriéndose, y vienen los familiares que viven fuera y cuando llegan, «reaccionan agresivamente ante los cuidadores porque no han ido viviendo el proceso de la pérdida», subrayó.
El experto, miembro del Patronato de la Fundación Asistencia San Camilo para la asistencia a domicilio, detalló que el duelo crónico lo «experimentan las personas que se instalan en el dolor y viven igual el daño al mes que al año? Es un dolor complejo que, en algunos casos, puede estar asociado a una depresión». Aludió al patológico, experimentado por quienes «acuden a drogas para anestesiar los sentimientos». También habló de la co-dependencia: cuando la pérdida de un ser querido es lenta y «el cuidador se convierte a ser un dependiente del enfermo que no se permita ni un descanso»
José Carlos Bermejo habló de la aceptación de la realidad de la pérdida, «que cuesta y para el que, a veces, se necesita el apoyo de familiares o profesionales» y que pasa por la expresión de los sentimientos «tanto la culpa, el dolor... porque el dolor compartido es menos dolor». Otro punto vital supone «adaptarse al ambiente en el que el difunto ya no está». «No hay que convertir la habitación en su santuario, sino que hay que guardar la ropa y los objetos personales», detalló el religioso.
Además, el experto apostó por aprender a invertir la energía emotiva y afectiva en nuevas relaciones: «ir dándose premiso para salir, para recuperar tareas que se hacían antes....».
Asimismo, recordó que antes se vestía de negro por la muerte de un familiar un tiempo variable si era por un padre, un hermano o un hijo,y luego llevaba el alivio de luto, unos comportamientos que «eran indicadores de que el duelo es un proceso y que la intensidad es distinta», según la cercanía y cada individuo.
En su conferencia en el salón de actos de Caja Duero también quiso desmotar algunos de los mitos asociados al duelo. «Se utilizan frase como "es mejor que...", "así no sufre" "es el destino..." expresiones que empleamos cuando no sabemos estar callados o no sabemos qué decir», aseguró Bermejo que aconseja para estos momentos «un abrazo y un beso que transmiten cercanía y apoyo».
Desde su experiencia asegura que «se está sociabilizando» la muerte, principalmente está elevándose en la participación en el duelo tanto en el rito religioso como el laico.

No hay comentarios: