INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

12 may. 2008

Empiezan a descifrar misterios del dolor


El más complejo es el crónico y difuso, como el de la fibromialgia

Entre las lecciones más valiosas de las últimas décadas está la necesidad de distinguir entre los diversos tipos de condiciones.

Hasta hace relativamente poco tiempo, los médicos tendían a ver el dolor como algo secundario frente a la enfermedad. Pero en los últimos años esta manifestación del cuerpo ha ganado importancia, a medida que los galenos fueron advirtiendo que muchos pacientes no mejoraban y tenían una mala calidad de vida a causa del dolor.

Hoy los médicos distinguen entre diversos tipos de dolor, desde el dolor agudo, localizado, causado por un traumatismo, al que llaman dolor nociceptivo o inflamatorio, hasta el dolor crónico y difuso como el que produce la condición llamada fibromialgia, pasando por las diversas manifestaciones de dolor neuropático.

Alrededor de 250 expertos en el tema se reunieron recientemente en Cancún, en el Segundo Foro Latinoamericano de Dolor, para compartir avances en la comprensión de algo que tarde o temprano afecta a todos.

“Aunque el dolor existe desde que la humanidad existe, en las últimas dos décadas hemos avanzado más que en ningún otro momento en la historia en su comprensión”, dijo Argelia Lara Solares, de la Unidad de Dolor y Medicina Paliativa del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

“Antes lo importante era la enfermedad; el dolor lo dejábamos en segundo o tercer lugar. No lo habíamos evaluado nunca con seriedad hasta que nos empezamos a dar cuenta de que teníamos enormes fracasos terapéuticos, que había ciertos grupos de pacientes que no mejoraban en absoluto”, dijo la especialista en dolor.

Eva Kosek, del Centro de la Espina Dorsal de Estocolmo, Suecia, dijo que la noción tradicional ve al dolor como una señal de alerta que se genera como resultado de daño en un tejido.

“Si uno se rompe la rodilla, hay dolor en ella porque llegan señales de dolor desde la rodilla hasta el sistema nervioso. Esta es la idea normal del dolor, cierta para el dolor agudo; pero se ha mostrado que en el dolor crónico y en el neuropático, el problema es que el sistema nervioso central cambia el modo en que se procesan las señales de dolor”, dijo Kosek.

Lara Solares comentó que el dolor agudo tiene una función de alerta; obedece a un mecanismo defensivo. Pero el dolor crónico no sirve a una función: “Puedo estar semanas, meses, años, con un dolor —ya sea artrítico, neuropático, oncológico por un cáncer— y ya a mí no me sirve para nada: yo ya sé que estoy enfermo. El dolor pierde su función de aviso, y entonces se convierte en un drama para el paciente que lo sufre”.

Anthony Dickerson, profesor de neurofarmacología en el University College, Londres, dividió a los dolores en tres tipos generales: el agudo, el convencional, es el llamado nociceptivo. “Pero creo que una mejor palabra sería dolor inflamatorio. Es aquel en el que se hace un daño al cuerpo: la piel, el hueso, una articulación, pero también la osteoartritis”.

Cuando el daño ocurre en los nervios del cuerpo se tiene dolor neuropático, con problemas adicionales porque este dolor causa adormecimiento, pérdida de sensación pero también sensaciones dolorosas anormales.

“Luego tenemos un dolor menos comprendido, que es la fibromialgia, en la que hay un dolor generalizado en todo el cuerpo”, dijo.

Manuel Martínez Lavín, director del Departamento de Reumatología en el Instituto Nacional de Cardiología, explicó que la fibromialgia “es un síndrome doloroso generalizado. Afecta sobre todo a mujeres y a estas mujeres les duele todo el cuerpo; les duele mucho y de manera constante, y este dolor se acompaña de un cansancio profundo que no mejora con el reposo. Tienen un sueño que no es reparador, calambres, adormecimiento de brazos y piernas, y puede haber todavía otros síntomas”.

En los pacientes afectados por fibromialgia, hay una sensibilidad exagerada al tacto. El doctor Martínez Lavín dijo que los pacientes estiman dolorosos estímulos que normalmente no deben producir dolor, al punto que pueden sufrir con un abrazo o un apretón en el brazo. El doctor Dickerson dijo que en algunos casos los pacientes sienten dolorosa la brisa.

Por fortuna, coincidieron los médicos, parte del progreso reciente estriba en que con la mejor comprensión de los procesos detrás de los distintos tipos de dolor han llegado tratamientos apropiados para administrarlo.

Martínez Lavín recalcó la importancia de que los tratamientos sean holistas o totales, incluyendo a la familia. Lara Solares dijo que dado el conocimiento actual, lo fundamental es dar a los pacientes buen desempeño funcional y mejor calidad de vida.




Anthony Dickenson Argelia Lara Solares

Manuel Martínez Lavín

Voces expertas

- Para tratar al paciente apropiadamente es fundamental comprender y diagnosticar el tipo de dolor que le aqueja

- Hasta 30 millones de personas padecen en el mundo neuropatías diabéticas, y la cifra podría duplicarse para el año 2030

- Se ha encontrado que en la fibromialgia hay demasiada adrenalina en el cuerpo; al reducir sus niveles por lo general mejora el cuadro


Tipología

Dolor nociceptivo o inflamatorio es el causado por una agresión física a un tejido. Es un sentimiento agudo que tiende a desaparecer cuando el tejido se recupera.

Dolor neuropático es el causado por una lesión o una disfunción en el sistema nervioso, sea central o periférico. Se cree que afecta a dos por ciento de las personas.

La fibromialgia es una enfermedad reumática en la que hay dolor crónico generalizado, sensibilidad exagerada, fatiga y trastornos de sueño. Se trata con pregabalina (Lyrica, de Pfizer).

Monterrey/Horacio Salazar

No hay comentarios: