INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

2 may. 2008

Para poder dejar atrás el dolor

Todas las personas experimentan dolor, pero hay distintos niveles de tolerancia a éste.


El dolor es una experiencia individual en la que se produce una sensación desagradable que puede causar incapacidad física o mental.


Está producido por un estímulo interno o externo que produce daño a un órgano o tejido. También puede manifestarse dolor aún cuando este estímulo haya desaparecido. El dolor puede ser agudo cuando dura un tiempo corto y se produce por fracturas, golpes, extracción dental o después de una operación. Crónico, cuando se presenta o recurre a lo largo de meses o años (osteoartritis, artritis reumatoide, lumbago, fibromialgia, neuralgias, intestino irritable, migrañas, y el dolor asociado a cáncer entre otros).

En los casos de dolor crónico los pacientes pueden llegar a interpretarlo como un fenómeno normal, que pueden llegar a tolerarlo.

Las personas de edad avanzada y las mujeres son los grupos que sufren dolor con más frecuencia. Las mujeres son más susceptibles de sufrir condiciones dolorosas ya que muchas enfermedades son más frecuentes en ellas y se ha atribuido también el factor hormonal.

Soluciones
Existen tratamientos médicos y alternativos para estas condiciones. Debe darse el tratamiento médico adecuado a la enfermedad de base, si existe, que esté generando dolor, y deben de utilizarse analgésicos según la intensidad y la condición física de la persona. Los antiinflamatorios no esteroideos y los derivados de los opiáceos son los más utilizados.

Pueden buscarse terapias alternativas como yoga, acupuntura, meditación, aromaterapia. Otros consejos prácticos que ayudaran a mitigar el dolor son: escuchar música, aprender a tocar un instrumento, cultivar, leer, pintar, caminar por áreas verdes, viajar, practicar prudentemente un ejercicio, pensar positivo, dedicar tiempo al arreglo personal, comer una dieta sana, dormir suficiente para levantase descansado, acudir a reuniones sociales, hablar sobre la propia experiencia de dolor, compartir con su pareja.

Es importante tomar en cuenta a los familiares y amigos de las personas que sufren dolor ya que ellas pueden ser clave importante en el tratamiento.

Fuente: sanofi-aventis

No hay comentarios: