INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

23 jul. 2008

Una vecina de Dúrcal vive "enganchada" a narcóticos prescritos

Ana María, con un 'chupa chups' de morfina.

Enferma de fibromialgia, depende de la morfina desde hace un año para paliar unos dolores «que se deben a otra causa».

Está desesperada y pide que le hagan un "diagnóstico definitivo".




El 20 de junio de 2007 empezó su pesadilla. Ana María Ibáñez comenzó a sentir un «dolor muy fuerte» que le ha cambiado la vida. Esta vecina de Dúrcal recibió hace tres años un diagnóstico que «a nadie le gustaría tener».

Los médicos le detectaron fibromialgia, sin embargo, «durante los dos primeros años no lo llevé tan mal». Así transcurrió su vida hasta hace trece meses. En junio de 2007 «empezaron los «latigazos y un dolor muy fuerte en la zona lumbar que se refleja en la pierna», un estado que «ha llegado a desesperarme».

«Acudí -cuenta Ana María- a mi médico de cabecera y éste me puso un parche de morfina», sustancia que, desde entonces, forma parte de su vida, tanto que ha llegado a «engancharme». Desde ese momento, esta vecina de Dúrcal inició una «desesperante» lucha por encontrar el origen de su mal.

Los médicos que la han visto hasta la fecha achacan sus dolores a la fibromialgia que padece, un diagnóstico que tanto la paciente como su familia cuestionan a raíz de un documento de su médico de cabecera.

Informe contradictorio
«Cuando comenzó toda esta pesadilla decidí cambiar de médico. Éste segundo fue quien determinó claramente en su informe que los dolores que presentaba no se debían a mi enfermedad», y que el origen habría que buscarlo en otro sitio.

Pese a todo, el diagnóstico de su médico de cabecera no ha servido para mucho». «En el Clínico la solución que me dan es morfina, de la que dependo para todo, y achacan mis quejas a la enfermedad». Ana María asegura no «poder vivir más tiempo inmovilizada» y «a base de sedantes». «Así no hay quien pueda», lamenta.

Jubilada a los 40 años
Ana María ha visto como su vida laboral tocaba techo antes de lo previsto. Hace poco recibía la jubilación con apenas 40 años, «sin que nadie me dé una solución» y con dos hijos de 8 y 14 años.
«Lo que necesito es un diagnóstico definitivo en el que tengan en cuenta que tengo un disco desplazado y no sólo la fibromialgia».



BEGOÑA DAMIÁN. 23.07.2008

No hay comentarios: