INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

31 oct. 2008

UN ESTUDIO CONCLUYE QUE EL SSQM ESTÁ RELACIONADO CON LAS SUSTANCIAS QUÍMICAS Y NO ES PSICOLÓGICO

(traducido por Eva Caballé, autora del blog No Fun sobre SSQM, SFC y FM)


El pasado 30 de septiembre se publicó en la revista Journal of Nutritional & Environmental Medicine el estudio hecho por Goudsmit y Howes titulado “Is multiple chemical sensitivity a learned response? A critical evaluation of provocation studies” (¿Es el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple una reacción aprendida? Una evaluación crítica de los estudios de provocación), estudio que demuestra que el SSQM no es psicológico y su origen está ligado a las sustancias químicas. Este mes en la revista de MCS America han dedicado un extenso artículo a este estudio el cual, debido a su gran importancia para nuestro colectivo me he decido a traducir, para que llegue al máximo de personas posibles.


Un estudio concluye que el SSQM está relacionado con las sustancias químicas y no es psicológico

La mayoría de las enfermedades que han sido aceptadas como enfermedades biomédicas primero son fuente de incertidumbre y discusión, a menudo etiquetadas como psiquiátricas debido a la ausencia de datos científicos que demuestren la causalidad y al no tener un tratamiento eficaz.

Más adelante, se sabe la verdad y esas enfermedades son aceptadas como verdaderas. Esta aceptación normalmente depende del desarrollo de un nuevo medicamento para el tratamiento de los síntomas. Una vez que dicho medicamento es desarrollado, la empresa farmacéutica financia estudios de mercado para él y sin querer, esto legitima la enfermedad, independientemente de si la causa ha sido descubierta o no. Las víctimas de enfermedades para las cuales no ha sido desarrollada ninguna medicina, continúan siendo deslegitimadas sin reparar en su dolor y sufrimiento.

El asma, la diabetes, la fibromialgia y la intoxicación de mercurio son ejemplos de enfermedades que no siempre fueron reconocidas como “verdaderas”. Estas enfermedades pasaron a ser aceptadas por la profesión médica después de que sus respectivos medicamentos fueran investigados y desarrollados.

Una enfermedad actual que se enfrenta a un inadecuado y ridículo trato es el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SSQM). Durante muchos años el SSQM fue objetivo de deslegitimació n por varios motivos:

· La industria química tiene un gran interés económico en que sus productos que están considerados como tóxicos sean percibidos como seguros para así poder seguir vendiéndolos.

· La industria farmacéutica tiene un gran interés económico en vender medicamentos para trastornos psiquiátricos.

· Las revistas médicas son propiedad de la industria farmacéutica, la cual controla lo que se publica, limitando eficazmente estudios legítimos sobre el SSQM.

· La industria química y la farmacéutica están totalmente interrelacionadas, ya que son propiedad la una de la otra.

· Los órganos de gobierno y los políticos suelen recibir apoyo financiero de estas industrias y tienen un interés económico personal en asegurarse que dicho apoyo se mantenga.

En el pasado, un pequeño número de estudios mal diseñados, con graves defectos metodológicos y sesgados, concluyeron falsamente que mientras que los enfermos de SSQM reaccionan a los productos químicos, estas respuestas ocurren más a menudo cuando los pacientes pueden apreciar diferencia entre sustancias activas y sustancias inocuas.

Sugirieron que el SSQM era una enfermedad psicológica relacionada con expectativas y creencias previas, una postura a la que tanto la industria química como la farmacéutica dedicaron mucho esfuerzo en hacer creer, ya que así sus productos químicos dejarían de ser los responsables y se promovería el uso de medicamentos psiquiátricos rentables, en ausencia de medicamentos que contrarrestarí an los efectos de la contaminación ambiental. Dado que la mayoría de las empresas químicas y farmacéuticas comparten el mismo propietario, esta postura ha sido promovida enérgicamente y hábilmente a través de revistas controladas por la propia industria.

Afortunadamente, estos estudios falseados fueron reexaminados por Goudsmit y Howes usando criterios adicionales científicamente aceptados. Así se comprobó que los estudios que presuponían una base psicológica para el SSQM eran tremendamente engañosos debido a numerosas deficiencias y fallos metodológicos. Se determinó que el SSQM está más estrechamente relacionado con la exposición a sustancias químicas que a los trastornos tales como ansiedad, trastornos somatoformes y depresión.

El trabajo de Goudsmit y Howes fue publicado en el Journal of Nutritional & Environmental Medicine, revista oficial de la Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM), que parece estar libre de la financiación por parte de la industria y los prejuicios que afectan a las decisiones de publicación de las otras revistas.

La revisión reveló que los autores de los estudios de SSQM engañosos no parecían haber dado la debida consideración a explicaciones viables y obvias cuando interpretaban sus conclusiones. Parece que las conclusiones habían sido significativamente orientadas hacia un objetivo concreto, probablemente para proteger la industria convenciendo a los demás que el SSQM no es real. Por lo tanto, parece que los autores distorsionaron las conclusiones hasta conseguir relacionarlas convincentemente con sus propios objetivos previos.

Los científicos ahora concluyen que los estudios psicológicos exageraron el papel de los posibles factores psicológicos en la causa del SSQM. No se puede demostrar que el SSQM sea una enfermedad psicológica. Suficientes datos muestran hallazgos biológicos anormales en los enfermos de SSQM, indicando un verdadero trastorno físico. Esto es un hecho que tanto los enfermos como los activistas han estado promoviendo desde el principio.

Partes interesadas han distorsionado la causa del SSQM y realizan informes para difundir falsas afirmaciones de que los enfermos están en “estado de negación" y no reconocen su propia psicopatologí a. Ellos se negaron a considerar o explorar que el motivo de la oposición vehemente por parte de los pacientes era porque el SSQM no es para nada una enfermedad psicológica… que el verdadero sufrimiento con una causa biológica está ocurriendo y sigue produciéndose en un número creciente de gente, incluyendo a niños.

El estudio concluye varios hechos claves que refutan una Respuesta Condicionada en el SSQM:

· Si el Condicionamiento Clásico fuera un fenómeno común, la incidencia del SSQM sería mucho más alta.

· Si el trauma fuera un factor, todos los pacientes serían capaces de identificarse con un suceso traumático encontrado con un “objeto neutro”. Algunas personas con SSQM no pueden identificar ningún suceso que les condujera a su enfermedad.

· Muchas sustancias químicas a las cuales la gente se hace sensible no tienen ningún olor, por lo tanto no pueden ser identificadas o producir una respuesta condicionada porque los síntomas reales son el único signo de exposición.

· En el Condicionamiento Pavloviano se produce la extinción con la repetida exposición al estímulo condicionado en ausencia del estímulo no condicionado. Esto no ocurre en SSQM. En SSQM, las “respuestas condicionadas” son por definición crónicas y no se extinguen simplemente.

· Por lo tanto, el condicionamiento no parece ser un modelo válido.

No hay ninguna prueba fiable que el SSQM sea otra cosa que los verdaderos efectos tóxicos que provocan las sustancias químicas. La gran cantidad de anormalidades bioquímicas documentadas es compatible con un origen físico. La gente con SSQM testada en su vida diaria no parece tener síntomas somáticos o psicológicos cuando no son provocados con una sustancia química. Grupos de prueba de enfermos con SSQM respondieron de modo similar a grupos de control cuando los sujetos con SSQM no experimentaban ninguna reacción.

Goudsmit y Howes concluyen que el SSQM está más estrechamente relacionado con la exposición a sustancias químicas que a los trastornos tales como ansiedad, trastornos somatoformes y depresión. Como los activistas y pacientes han estado diciendo todo el tiempo: son las sustancias químicas.

Referencia
Goudsmit, E, Howes. S. Is multiple chemical sensitivity a learned response? A critical evaluation of provocation studies. Journal of Nutritional & Environmental Medicine. 30 September 2008.

Fuente: MCS America


Comentario

Muchas gracias Eva por tu trabajo de traducción, es importante que estos artículos lleguen al mayor número de personas posibles.

Carme

1 comentario:

Eva dijo...

Gracias a ti Carmen por reproducirlo. Yo también pienso que es muy importante difundir al máximo estos estudios donde se evidencia que estas enfermedades no son para nada psicológicas, por eso lo traduje.
Un abrazo,