INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

27 ene. 2009

FIBROMIALGIA “Hemos hallado un marcador biológico de la enfermedad”


Ana María Moreno Fernández, es además de investigadora y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla, vicedecana de la Facultad de Odontología. Desde hace cuatro años trabaja en la investigación del estrés oxidativo en fibromialgia junto a la Unidad de Biología del Desarrollo de la Universidad Pablo de Olavide.

–¿Por qué nace esta investigación y con qué objetivos?

–Siempre he sido una investigadora especializada en cáncer. Pero curiosamente, me adentré en fibromialgia cuando un alumno del primer año de medicina, Mario David Cordero, se dirigió a mí porque quería investigar procesos de estrés oxidativo asociados a enfermedades musculares. Así que para empezar, nos preguntamos: qué enfermedad parece que no es una enfermedad pero tiene trastorno de estrés oxidativo y apenas hay nada estudiado. La respuesta fue fibromialgia. Desde entonces, Mario David y yo trabajamos en ello, junto a compañeros de la universidad. Y con el apoyo económico de la Asociación de Enfermos de Fibromialgia de Sevilla.
–¿Qué habéis descubierto?

–Hemos cultivado células sanguíneas de 40 pacientes con fibromialgia y estudiado la cadena respiratoria celular. Partimos de la hipótesis de que quizá el cansancio generalizado de estos pacientes tiene una de sus causas en el fallo de la respiración de la célula que proporciona la energía, y que se produce en la mitocondria. Y efectivamente, hemos descubierto que la coenzima Q10, uno de los componentes necesarios para la respiración celular es deficiente en pacientes con fibromialgia respecto al porcentaje en células sanas de control. Además esta coenzima, también se encarga de eliminar productos de desecho, los radicales libres producto de la oxidación (ROS). En conclusión, los afectados de fibromialgia tendrían déficit de Q10 y exceso de ROS en la sangre.

–¿Qué supone este hallazgo?

–Tras su estudio en más pacientes se podría proponer como un marcador diagnóstico de la enfermedad, pues hasta ahora no hay pruebas de laboratorio que certifiquen a la fibromialgia. El déficit de Q10 y el exceso de ROs está apuntando que a nivel celular pasa algo en estos pacientes. Además permitiría acotar, ya que la fibromialgia es como una cajón de sastre donde se han metido a enfermos que no lo eran. Es importante señalar, que el déficit de Q10 no se yergue como causa, si no como un escalón más dentro del entramado de la compleja enfermedad.

–Por otro lado, en el transcursos de esta investigación, han descubierto que el uso del antidepresivo Amitriptilina tiene efectos citóxicos sobre los enfermos de fibromialgia y lo han publicado en revistas como Toxicology.

–En los cultivos celulares hemos analizado el efecto de ciertas drogas sobre las células enfermas y una de esas fue la Amitriptilina, un analgésico común prescrito a pacientes de fibromialgia. Los datos indican que el fármaco disminuye el coenzima Q10 y aumenta el estrés oxidativo. También hemos hallado que este efecto negativo se puede revertir si suministramos a la célula vitamina E y Q10. Queremos seguir investigando para poder ver si el suministro de estos componentes en un ensayo clínico a pacientes haría que mejoraran.

Paola García Costas

No hay comentarios: