INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

6 nov. 2009

El aumento de sustancias químicas en el ambiente, causa de nuevas “enfermedades ambientales”

El síndrome de sensibilidad química múltiple es una enfermedad emergente y que cada vez afecta a más personas. Hay diferentes grados, pero quienes la padecen sufren intolerancia a muchas sustancias químicas presentes en la vida cotidiana, lo que hace imposible el transcurso de una vida normal. El doctor José María Calvo trabaja en Huesca sobre este síndrome. No están contabilizados los casos, pero se sabe que están en alza, y necesitan mayor apoyo.

El síndrome de sensibilidad química múltiple es la respuesta fisiológica de algunos individuos frente a multitud de agentes y compuestos químicos que se pueden encontrar en el medio ambiente (incluso en niveles muy pequeños). Desde metales a alimentos, pasando por medicamentos, productos de perfumería, insecticidas, humos... Esto provoca que a niveles altos, este síndrome impide a quien lo padece incluso salir de su propia casa.

En Huesca no hay médicos especializados en esta materia pero es necesario que la conozcan por los casos que puedan llegar a sus manos. El doctor José María Calvo es médico de familia, pro por causas personales se preocupa especialmente por este síndrome, al que dice, le faltan mucho tiempo de estudios.

No están contabilizados los casos, pero se estima que oscilan entre el 1% y el 10% de la población. La reacción 'alérgica' del cuerpo de los afectados puede manifestarse mediante dolores de cabeza recurrentes, insomnio, depresión, dificultades para respirar, palpitaciones, náuseas y vómitos, irritaciones de la piel o trastornos más serios como impotencia, diarreas recurrentes, taquicardia o hipertensión.

No hay comentarios: