INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras enfermedades emergentes que actualmente también se les denomina "enfermedades raras".

14 nov. 2011

La espelta en Fibromialgia


La espelta.


La espelta es una variedad de trigo que se cultiva desde hace unos siete mil años y considerado el origen de todas las variedades de trigo actuales.
La espelta es poco conocida hoy en día, ya que ha estado a punto de desaparecer debido a que tenía un bajo rendimiento productivo. Hoy en día su auge es imparable debido a sus propiedades nutricionales.
La asimilación de sus nutrientes es extraordinaria, ya que es una planta que no ha sufrido variaciones ni mejoras genéticas como el trigo actual, y ese es el motivo principal que lo hace menos alérgico. Los médicos y terapeutas que se basan el la dieta de los grupos sanguíneos, aseguran que sus pacientes mejoran más rápidamente al cambiar el trigo común por la espelta.
Respecto al trigo común la espelta contiene un mayor nivel de proteínas, minerales vitaminas y oligoelementos. También contiene los ocho aminoácidos esenciales, su buen aporte de magnesio, hierro, fósforo, vitamina E, B, y betacaroteno la hacen muy nutritiva. También es rica en ácido silícico que es uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo, ya que forma parte de nuestros tejidos y órganos.
Así pues es aconsejable sustituir el trigo común por espelta integral y la utilizaremos para elaborar pan, galletas, harinas, copos, sémolas, pastas y macarrones
Podemos endulzar nuestras galletas y pastas con melaza de espelta.

En fibromialgia debemos cambiar el trigo actual por el trigo de espelta, no es un capricho es una necesidad.
El trigo actual es muy perjudicial para las personas con un intestino débil, lo irrita y produce diarrea, flatulencias, migraña y además engorda.
Debemos consumir pan de espelta elaborado con levadura madre de espelta. Pero un enfermo de fibromialgia diagnosticado además de Cándidas debe comer pan de espelta sin levadura. En el mercado se puede encontrar de diferentes marcas.

El enfermo de fibromialgia debe aprender a cocinar con este cereal, es cierto que es más caro pero debemos recordar que las contracturas, dolores y cansancio irán desapareciendo a medida que nuestro intestino este más limpio y sano, por consiguiente nuestro gasto en fármacos será mucho menor además de que nos encontraremos más felices.
Las pizzas de espelta son deliciosas, puedes prepararlas en casa con los ingredientes que más te gusten siempre respetando tu grupo sanguíneo.
Puedes encontrar pizzas y otras variedades de platos preparados con espelta en mi nuevo libro
Recetas del manual de fibromialgia y otras enfermedades” que estamos regalando en estos momentos por la compra de cualquiera de mis otros libros.

http://www.manualdefibromialgia.com/la-espelta-en-fibromialgia-2/


No hay comentarios: