INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

16 ago. 2016

Ingredientes peligrosos en cosmética. Aprende a leer las etiquetas



 Las sustancias presentes en los productos cosméticos no se quedan en la capa más superficial de la piel sino que se absorben y pasan a la sangre. Si alguna de estas sustancias son tóxicas pueden dañar a nuestro organismo.
Si bien existen leyes reguladoras que especifican claramente que los productos cosméticos no pueden contener sustancias clasificadas como carcinógenas, mutágenas o tóxicas, con un simple vistazo a las etiquetas -incluso de marcas internacionalmente conocidas y de prestigio- queda demostrado que la presencia de estas sustancias tóxicas es una evidencia.

Son cada vez más los expertos que entienden que muchos cosméticos son auténticos venenos, por legales que sean, y que la excusa de que no son peligrosos ya que los tóxicos que contienen están en pequeñas cantidades, es irresponsable, ya que en muchos casos se utilizan a diario y, por tanto, la cantidad de sustancias perjudiciales que termina entrando en nuestro organismo es muy elevada.
Por es importante que estemos bien informados y empezamos a fijarnos en las etiquetas.
En Mis Recetas Anticáncer tenéis un capitulo dedicado a este tema y hoy os quiero reforzar el tema con un excelente artículo que han escrito las chicas de ecoeko y que podéis descargar de forma integra aquí
INGREDIENTES PELIGROSOS
En este apartado enumeraremos las sustancias más comunes presentes en los cosméticos convencionales.
Estas sustancias afortunadamente no se usan en la cosmética natural en la que más del 90% de sus componentes son materias primas naturales de origen no animal. Aclarado este punto recogemos un listado de las sustancias consideradas más peligrosas. Por precaución, evítalas en la medida de lo posible.
1. ACEITES Y GRASAS DERIVADAS DEL PETRÓLEO
Se trata de sustancias derivadas del petróleo que la industria cosmética utiliza como agentes antibacterianos y para mejorar la textura de las cremas de tal forma que resulte agradable ponerlas sobre la piel. También son uno de los ingredientes principales de los productos para el cabello, las lociones para después del afeitado, los desodorantes, los enjuagues bucales, los aceites para bebés, las pastas de dientes, etc.
Su uso industrial resulta muy rentable ya que son aceites que cuesta muy poco obtener.
Estas sustancias cubren la piel como si fueran una envoltura de plástico de tal forma que tapan los poros, bloquean la respiración de las células, extraen la humedad de la piel y la sacan a la epidermis de manera que ésta aparece brillante e hidratada, pero sólo aparentemente porque, en realidad, a causa de esa capa plástica la piel queda incapacitada para cumplir con sus funciones de defensa. Entre otras cosas, impide eliminar toxinas a través de la piel y, como consecuencia, aparecen acné, irritaciones, rojeces y otros desórdenes además de hacer que envejezca prematuramente. De ahí que cuando se dejan de usar estas cremas con aceites minerales la piel aparezca aún más seca y estropeada que cuando se empezaron a usar.
 En las etiquetas estas sustancias pueden aparecer en su denominación latina o castellanizada. Las más habituales son aceite mineral (mineral oil), paraffinum, paraffinum liquidum, y Petrolatum
2. FTALATOS (PHTHALATE)
Los ftalatos son sustancias disolventes y suavizantes que se pueden encontrar con excesiva facilidad en cremas, esmaltes de uñas, perfumes, lacas de pelo y desodorantes. Y eso que la Comisión Europea
prohibió su uso en la fabricación de juguetes que puedan meterse en la boca y en artículos de puericultura ya que se les relaciona con daños en los sistemas reproductor y endocrino así como con un aumento del riesgo de padecer asma y cáncer. Así al menos consta en algunos estudios; por ejemplo, en el realizado por la Universidad de Rochester (Estados Unidos) que señala que la exposición a estas sustancias está también ligada a un elevado riesgo de anomalías genitales en bebés varones. Pues bien, hay seis tipos de ftalatos que no se pueden usar ya ni en la fabricación de juguetes por razones de seguridad pero puede encontrárselos en diversos cosméticos.
 Revisa las etiquetas y evítalos, especialmente los tres primeros que mencionamos. Se encontrarán en las etiquetas con sus siglas: DEHP,DBP, BBP4, DINP, DIDP y DNOP, Diethyl Phathalate, Dimethyls Phathalate
3. PARABENES
Presentes en la mayoría de los productos convencionales porque ayudan a preservar otros ingredientes, alargan la vida útil del producto, son bactericidas y fungicidas.
Sin embargo, estos químicos antimicrobianos también provocan trastornos hormonales, son disruptores hormonales, ya que pueden imitar el comportamiento de los estrógenos y favorecer el crecimiento de tumores asociados a los niveles de éstos como es el caso del cáncer de mama. Lamentablemente los parabenos -en cualquiera de sus formas- se encuentran en más del 90% de los productos que permanecen en piel y en más del 70% de los que se enjuagan.
 Revisa las etiquetas y evítalos: Methylparaben, Ethylparaben, Butylparaben, Propylparaben
4. EMULSIONANTES
PEG son sustancias emulsionantes. En sí mismas no son tóxicas pero contribuyen a eliminar el factor protector natural de la piel por lo que el sistema inmune queda más expuesto y, por tanto, es más vulnerable. Es decir, que la piel y por extensión el organismo se hacen más receptivos a otras sustancias, incluidas las tóxicas. De ahí que no se permita usar más de cinco PEG en un mismo producto.
Además suelen llevar dioxinas asociadas en forma de contaminantes que son reconocidos carcinógenos.
 ¿Y cómo reconocerlas? Pues suelen aparecer con las siglas PEG seguidas de un número que indica su peso molecular pero también se las reconoce por las letras eth al final como es el caso de steareth, ceteareth
 También PPG, Polyehtylene, Hidroxyporpyl
AGENTES DETERGENTES
Se añaden a los geles de baño, champús, dentífricos, etc. Los más empleados: Sodium laureth sulfate y Sodium lauryl sulfate, un detergente muy irritante, se absorbe y se almacena en los tejidos del corazón, el hígado, los pulmones, los ojos y hasta el cerebro. Y su listado de efectos adversos no termina ahí, ya que se sabe que también afecta al sistema inmune, interactúa con otros ingredientes favoreciendo la aparición de cáncer y en cantidades suficientes puede modificar el material genético contenido en las células. De hecho, en los laboratorios se utiliza para inducir mutaciones en bacterias. Además, al menos en animales, causa problemas de pigmentación en la piel, corroe los folículos pilosos y retarda el crecimiento del pelo.
 Revisa las etiquetas y evíta: Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, Ammoniun Lauryl Sulfate, Disodium Laureth Sulfosuccinate, Sodium Myreth Sulfate
DIETANOLAMINA
Otro químico extremadamente peligroso es la diethanolamine (DEA) una base detergente y espesante que figura en la etiqueta de más de 600 productos cosméticos y para el hogar. Sobre esta sustancia el doctor Samuel Epstin, profesor de Salud Ambiental de la Universidad de Illinois (Estados Unidos), afirma que, aplicada en repetidas ocasiones sobre la piel de ratas, hace aumentar exponencialmente la incidencia de cánceres de hígado y de riñón. Afirmaciones sobre su peligrosidad que serían corroboradas por John Bally, supervisor de la División de Cosméticos de la Food and Drugs Administration o FDA (Agencia del Medicamento estadounidense), al reconocer que diversos estudios han establecido el riesgo que implica una exposición continua a ella, especialmente en el caso de los niños.
7. TRICLOSAN Y OCTIFENOL
Son dos potentes antibacterianos que se acumulan en los tejidos y actúan como disruptores hormonales. Un estudio reciente publicado en la revista internacional ACS Chemical Research in Toxicology, ha demostrado que promueven el crecimiento de células de cáncer de mama humanas en placas de laboratorio y los tumores de cáncer de mama en ratones
En pruebas en células de cáncer de mama en humanos y en ratones inmunodeficientes, se encontraron que ambos agentes interfirieron con los genes implicados en el crecimiento celular del cáncer de mama aumentando la concentración de células cancerosas. Por lo tanto, la exposición a estas sustancias puede aumentar significativamente el riesgo de desarrollo de cáncer de mama.
8. FILTROS SOLARES
Es importante saber que los filtros UV de origen químico provocan muchas alergias y se acumulan en el organismo. Algunos de ellos son disruptores hormonales.
 Evitar: Benzophenone (es uno de los más utilizados y afecta al sistema nervioso, además de ser un
disruptor hormonal), Camphor Benzalkonium Methosulfate, Octocylene, Ethylhexyl Methoxycinnamate, Triazone, Drometrizole Trisiloxane.
COLORANTES
Son sustancias que se emplean para darle el color deseado a cremas, geles de baño, maquillajes, tintes, etc. Pues bien, muchos de ellos han demostrado ser altamente cancerígenos especialmente los derivados de la hulla, un derivado del petróleo
Se les puede reconocer porque sus denominaciones incluyen las sílabas anilin o anilid -por ejemplo, el acetanilido por otras fórmulas más sencillas como HC (HC Orange 3), Acid (Acid red 73, 33) o Pigment (Pigment Green 7), y sobre todo con las siglas CI seguidas de un número, como CI 12700, CI17200, CI 14700
10 FRAGANCIAS ARTIFICIALES
Hablamos de fragancias muy baratas y de fácil producción que se añaden a perfumes, geles de ducha, jabones, desodorantes, productos para los bebés, champús, cremas de manos y corporales, etc. Se consideran peligrosas porque son bioacumulativas y se sospecha que puedan producir trastornos en los sistemas reproductor y endocrino. Además se ha observado que una vez sobre la piel pueden causar alergias, dolores de cabeza, mareos, tos, manchas oscuras en la piel, y pérdidas de concentración. Entre otras muchas, se esconden en denominaciones como acetil hexametil, que incide sobre el sistema nervioso, o bromocinnamal, que resulta irritante para la piel. Una de las más utilizadas es tonalide. Y en general Parfum, término bajo el cual se incluyen más de 3000 sustancias diferentes (unas veces naturales procedentes de aceites esenciales y otras no).
11. LIBERADORES DE FORMALDEHÍDO
Se trata de uno de los conservantes más utilizados por ser un potente antimicótico. De ahí que se utilice incluso en la fabricación de materiales de construcción y de muebles ya que previene y evita la aparición de moho y hongos. Es altamente cancerígeno por inhalación. Además exponerse a él puede causar dolores articulares, de cabeza o de pecho así como alergia, irritación y envejecimiento prematuro de la piel, daño en las membranas celulares y malformaciones en los fetos. Su uso está prohibido en cosmética pero como es un conservante muy barato y efectivo la industria se las ha ingeniado para crear sustancias que directamente no se pueden considerar formaldehídos pero que lo liberan.
 ¿Cómo reconocerlas? Una es fijarse en los ingredientes que se acompañan de la palabra urea como
diazolidinyl urea y imidazolidinyl urea (no debe confundirse con la urea que se encuentra en la sangre y que es el resultado del metabolismo de las proteínas). La otra forma de identificar estas sustancias es fijarse en que llevan las letras DM delante del nombre del conservante químico como es el caso de la DMDM hydantoin. Respecto de estas dos sustancias destacan los estudios realizados en la prestigiosa Clínica Mayo (Estados Unidos) que demuestran que el imidazolidinyl urea y el DMDM hydantoin irritan el aparato respiratorio y la piel y pueden producir palpitaciones.
12. ALUMINIO
Se han realizado numerosos estudios y divulgación -algunos de ellos incluso por la Organización Mundial de la Salud- sobre la relación entre el aluminio y el Alzheimer. Destacando el hecho de que en las autopsias realizadas a pacientes que padecían esa enfermedad se encontraran en sus cerebros grandes concentraciones de aluminio.
Además gracias a esas investigaciones se sabe que el aluminio puede unirse al ADN y modificar su estructura así como alterar la actividad de los genes. Y su absorción se produce tanto por vía oral como a través de la piel. De ahí, que los cosméticos que lo contienen sean una fuente de contaminación que se debe tener muy en cuenta.
Un ejemplo de la utilización cosmética del aluminio es su presencia en forma de clorhidrato de aluminio en la mayoría de los desodorantes antitranspirantes provocando una reducción o inhibición del sudor y evitando la eliminación de toxinas a través de las axilas, lo que fuerza al cuerpo a depositarlas en las glándulas linfáticas que se encuentran bajo los brazos. Este mecanismo de acumulación de toxinas está relacionado con los tumores cancerígenos de mama, ya que se encuentren precisamente donde se encuentran las glándulas.
 – Revisa las etiquetas y evita: Aluminium Chloride, Aluminum Chlorohydrex, Aluminium Chorhydrate, Aluminum Chlorohydrex PG, Aluminum Fluoride
13 EDTA
Es un aditivo que podemos encontrar fácilmente en multitud de cosméticos. Se acumula en el organismo uniéndose a metales pesados difíciles de degradar.
 – Revisa las etiquetas y evita: EDTA y todos los que contengan esta abreviación
14 MERCURIO
El mercurio es un metal pesado de elevada toxicidad a pesar de lo cual a la industria cosmética se la permite utilizarlo como conservante en productos de maquillaje y desmaquillaje de los ojos siempre que su concentración máxima sea del 0,007%. Según la Organización Mundial de la salud puede causar daño a los riñones y también erupciones, decoloración de la piel y cicatrices, así como una reducción de la resistencia de la piel a las infecciones bacterianas y fúngicas. En la etiqueta se puede encontrar bajo la nomenclatura tiosalicilato de etilmercurio.
15 ANTIOXIDANTES SINTÉTICOS
Cabe mencionar el butil-hidroxi-tolueno o BHT se utiliza como aditivo alimentario y en cosmética (también puede aparecer como E-321) es un antioxidante sintético procedente de la industria petrolífera y se utiliza prácticamente siempre mezclado con el Butil-hidroxi-anisol (BHA) (E-320) que tiene sus mismas aplicaciones, y en general, las mismas limitaciones legales.
Esta sustancia no es mutagénica, pero como el BHA, es capaz de modificar la acción de ciertos carcinógenos. Se elimina en la orina combinado a otras sustancias, por una vía metabólica común a muchos otros compuestos extraños al organismo. a dosis relativamente altas, afecta la reproducción en animales como la rata, especialmente el número de crías por camada y la tasa de crecimiento durante el período de lactancia. En función de estos datos, la Organización Mundial de la Salud ha rebajado recientemente la ingestión diaria admisible.
Según la OMS el BHT puede producir “retrasos en el crecimiento”
16 EL TALCO
Es una sustancia químicamente muy similar al asbesto o amianto, elemento conocido por provocar cáncer (especialmente de pulmón). El talco forma parte de numerosos productos cosméticos, entre ellos los maquillajes y los polvos para los bebés. Pero también se emplea para lubricar los condones. En este sentido, por ejemplo, ya en 1997 se publicó en la Revista Americana de Epidemiología que a largo plazo usar talco en la zona genital hace que el riesgo de padecer cáncer de ovarios aumente hasta un 60%. Además se sabe que tapa los poros de la piel y que impide sus funciones normales.
Para los que queráis saber más sobre cáncer de mama y cosmética os recomiendo está página:
Breast Cancer Found
OPTA POR LO NATURAL
Tras lo expuesto nuestro consejo es obvio: opte por productos naturales. Para que un cosmético pueda considerarse “natural” ha de estar compuesto en más del 90% por materias primas naturales de origen no animal y carecer de sustancias irritantes, tóxicas o peligrosas. Tienen además la ventaja de que las sustancias que se usan en su fabricación tienen origen vegetal por lo que en muchos casos fortalecen y mejoran también las funciones dérmicas.
Eso sí, no existe una cosmética 100% natural ya que la mayoría de los productos llevan algún conservante -aunque sea suave- para garantizar su durabilidad y un emulgente que permita mezclar y cuajar las sustancias obtenidas de las plantas y el agua. En todo caso, la cantidad de sustancias químicas o sintéticas que se añaden -como vemos, por pura necesidad- es menor de un 10% de la composición final del producto. Esto explica, entre otras cosas, su elevado precio, superior al de los productos que para los mismos fines ofrece la industria cosmética convencional.
¿Existe productos que sean lo más naturales posible?
Deciros que son pocas las opciones que tenemos disponibles en España. Hace poco os hablaba de Taller Amapola y hoy quiero hablaros de mi nuevo descubrimiento: ECOEKO
Los productos ecoeko son elaborados de manera artesana por Vicky y Hermida.
Su cosmética es viva, ecológica, verdaderamente natural y elaborada con ingredientes de origen vegetal y sin químicos. En sus productos combinan aromaterapia y ayuverda consiguiendo productos de máxima calidad.
Utilizan ingredientes de origen vegetal, de producción nacional:
Sin derivados del petroleo ni aceites minerales (petrolatum, vaselina, parafinas, etc).
Sin parabenos.
Sin polietilenglicol.
Sin disruptores hormonales, como los ftalatos.
Sin colorantes, conservantes ni perfumes artificiales.
Sin Sodium Lauryl Sulfate (detergente muy irritante).
Sin liberadores de formaldehído.
Yo de momento he probado el champú y el desodorante y estoy realmente contenta.
Por 20 marzo, 2015
http://oncologiaintegrativa.org/web/ingredientes-peligrosos-en-cosmetica-aprende-leer-las-etiquetas/
Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

No hay comentarios: