INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

15 jun. 2007

DENEGACIÓN INCAPACIDAD

ZONA20 - Carta de A Coruña


«Me rechazaron por pintarme las uñas de los pies»


ELVIRA RIVADA ÁLVAREZ. 15.06.2007

A mí me pasó lo mismo que a Pilar, sólo que yo, además de teñirme el pelo, me pintaba las uñas de los pies. Soy directora de un centro para mayores de Chapela (Redondela), tengo 57 años y trabajo como autónoma desde hace 9.
En 1993 el Servicio Galego de Saúde (Sergas) me certificó una minusvalía del 34%, a la que, con los años, se han ido sumando otras complicaciones, como fibromialgia, hernia discal y artrosis, que me hacen casi imposible seguir trabajando.
Decidí pues, ya que yo misma me pago mi seguro, pedir la incapacidad laboral a la Seguridad Social el año pasado.
Me dirigí a la delegación en Vigo del Instituto y me dieron cita para una consulta con un facultativo que iba a revisar mi situación médica.
El examen que me realizaron no duró apenas 10 minutos y el único comentario que obtuve de la doctora en cuestión fue que yo iba muy bien vestida, teñida de peluquería y... ¡con las uñas de las manos pintadas del mismo color que las de los pies!
Por si fuera poco, la médica me soltó como argumento para no concederme la incapacidad que si podía llevar zapatos de tacón, podía perfectamente trabajar. Cuando oí esto me quedé boquiabierta.
Pero me pareció tan ridículo, bochornoso y vergonzoso que no pude callarme y le dije que si para estar enferma era necesario ir sucia. Lo único que logré fue de nuevo una mala contestación.
Al leer la historia de Pilar me emocioné y pensé, eso es, hay que denunciar, ser fuertes y tirar para delante.
En un año me presentaré otra vez a la valoración.

http://www.20minutos.es/carta/247886/0/rechazaron/pintarme/pies/

No hay comentarios: