INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

25 jun. 2007

ENFERMOS BAJO SOSPECHA



Enfermos bajo sospecha


lunes, 25 de junio de 2007


LR- Son enfermos bajo sospecha. La sociedad no acaba de creerse su enfermedad y en ocasiones son considerados vagos o enfermos imaginarios. Y es que la incomprensión social, familiar e incluso médica todavía persigue a los 10.000 afectados en la provincia por fatiga crónica y fibromialgia. Este es el sentir general que relatan estos dolientes.


’A veces te consideran una loca. Un médico de cabecera sustituto me dijo que lo que yo tenía era una depresión de caballo y que ingresara en un psiquiátrico’, critica Pilar Pérez, presidenta de la Asociación ourensana de afectados del síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, artritis y artrosis (Asouffa), que auna a unos 85 socios.


Cree que la incomprensión social de esta enfermedad se debe a que es poco conocida y enumera algunos de los síntomas de la misma: cansancio, desmayos, sequedad de boca y lagrimal, tensión baja, dolor de cabeza y huesos, rigidez y afonía.

Enferma de fatiga crónica, vaso vagal maligno, fibromialgia, artritis y artrosis, dice que lo más duro ’es levantarme por la mañana, porque estoy cansada de lo que me acuesto, con un dolor desesperado de cabeza, huesos y músculos, se me duermen las manos y las piernas, que, incluso, se me paralizan’. Esto hace que necesite ayuda para realizar las tareas más simples: ’Siempre fui muy activa y llevé mi casa sóla, mi trabajo y mis hijos, y ahora no me puedo levantar, hacer el desayuno, no tengo fuerzas para limpiar ni apetito sexual’, lo que las convierte en víctimas de la depresión. ’Por eso es fundamental el apoyo psicológico, para aprender a convivir con la enfermedad’, añade.


Asimismo, está convencida de que un factor traumático desencadena esta enfermedad crónica, que en su caso fue un accidente de tráfico en 1988. ’Era auxiliar de Enfermería del CHOU y estuve un año de baja por el accidente. Al reincorporarme, empezaron los síntomas y comenzó el calvario. Los medios sanitarios empiezan ahora a tomar conciencia de esta enfermedad. Sin embargo, en Ourense la falta de una unidad específica de tratamiento provoca dudas en el diagnóstico y largas listas de espera’, se queja.


De ahí que, de la mano de los doctores Manuel Cabaleiro, del CHOU, y José Alegre Martín, del Hospital d’Hebron de Barcelona, promueva la creación de un área especializada.
Pero en la provincia son dos las asociaciones que promueven mejoras para estos enfermos. Además de Asouffa, está la Asociación de fibromialxia e síndrome de fatiga crónica de Ourense (Affou), que reúne a 156 asociados, y Manuel Cabaleiro cree que deberían unirse.


LA REGION


No hay comentarios: