INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

7 jul. 2007

RIESGO DE INHALAR AMIANTO

LA VOZ DE GALICIA






5/07/07
PONTEVEDRA , noticia de Edición Impresa


El riesgo cierto de inhalar el polvo residual


Las enfermedades relacionadas con el amianto -fibrosis pulmonar y pleural, cáncer de pulmón, de pleura o de peritoneo y asbestosis- se están haciendo visibles en actividades como la construcción naval, con Ferrol como escenario especialmente dramático.

Sin embargo, hay otra serie de ocupaciones en las que la afección de este tipo de patologías, mortales en demasiadas ocasiones, apenas ha generado preocupación. Es el caso de la construcción.

El verdadero riesgo reside en el polvo que desprenden las placas de fibroamianto al ser cortadas. Una imagen muy habitual entre los albañiles.

Al ser inhaladas, las microfibras se adhieren a los pulmones y ya no son eliminadas. Se han detectado casos de esposas de trabajadores con problemas de salud por haber lavado ropa manchada con amianto.

De ahí las muchas precauciones que adoptan las empresas que, como Cubercon, manipulan este tipo de materiales.La preocupación se ha extendido por toda Europa, donde se calcula que el amianto puede generar medio millón de fallecimientos en los próximos treinta años.

En todo el continente, unos cincuenta millones de toneladas de esta sustancia recubren tejados, paredes, techos y tubos en edificios de todas las clases y condición.

En Suiza se han detectado más de cuatro mil edificios con este elemento en sus estructuras. En España, sin embargo, se desconoce por el momento el número de construcciones que se encuentran en la misma situación.



No hay comentarios: