INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

22 oct. 2007

Los psiquiatras proponen cambiar la denominación del síndrome del quemado

El psiquiatra tinerfeño Miguel Duque Pérez-Camacho propuso durante el I Congreso de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicopatología, entidad que preside, desterrar el término del síndrome del quemado por el mal uso que se está haciendo del mismo y sustituirlo por Síndrome del Desgaste Profesional.


EL DÍA, S/C de Tenerife

El psiquiatra y presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicopatología Social, Miguel Duque Pérez-Camacho, propuso durante el I Congreso de esta entidad que se celebró esta semana en Tenerife desterrar del vocabulario de los especialistas el término "síndrome del quemado" para definir las situaciones de estrés crónico derivadas de la actividad laboral.

Duque argumentó su propuesta, que fue acogida por el aforo de especialistas presente, en el mal uso que se está haciendo de esta terminología y abogó por denominar esta situación patológica como "síndrome del desgaste profesional". Señaló que este cuadro diagnóstico está siendo objeto de muchos abusos y que ya hay muchas personas que van a la consulta del especialista pidiendo la baja por que dicen estar "quemados".

"En España -puntualizó- tendemos a popularizar e introducir en el lenguaje coloquial términos médicos que en poco tiempo salen a la calle, lo utilizan jóvenes, mayores, letrados e iletrados y pierden su verdadero significado, contenido y valor diagnóstico", subrayó el psiquiatra. No obstante, para el especialista "lo peor" es que este tipo de términos se ponen de moda para pedir la baja laboral, como lo fue y sigue siendo desde hace unos años la neurastenia, la fibromialgia, la polimialgia o el síndrome de fatiga crónica.


Tratamiento

El doctor Duque dijo durante su intervención que no existe ningún tratamiento específico ni una estrategia simple de prevención para esta enfermedad profesional. Aunque apuntó que la solución más eficaz para prevenir este síndrome pasaría por el establecimiento de cursos de formación destinados a aumentar la competencia psicosocial, los recursos emocionales del profesional y el fortalecimiento de la salud psicológica de los empleados. Señaló que esta patología se puede manifestar en cuatro ámbitos diferentes: el psicosomático, que tiene que ver con manifestaciones mentales (agotamiento, fracaso, impotencia, baja autoestima...) y físicas (cefaleas, insomnio...); el conductual, en los que predomina los hábitos adictivos; el emocional, como el distanciamiento afectivo; y el clima laboral, directamente vinculado a la baja productividad.

El psiquiatra tinerfeño también citó durante su conferencia las causas que provocan esta patología y señaló que ésta surge como consecuencia de situaciones estresantes que provocan que el individuo esté más predispuesto a padecerlo. "El estrés suele tener carácter laboral, primordialmente, ya que la interacción que el individuo mantiene con los diversos condicionales del trabajo son la clave para la aparición del burn out", precisó. Asimismo, señaló que las actuaciones que desencadena la aparición de este síndrome suelen ser intensas y duraderas porque éste se conceptualiza como un proceso continuo que se manifiesta de una manera paulatina y que va interiorizando el individuo hasta provocar en éste los sentimientos propios de la enfermedad.


El dia. es

No hay comentarios: