INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

19 dic. 2007

Falso risotto de jamón y dátiles


Los ingredientes (4 comensales)
350 gramos de quinoa,
1 litro de caldo de jamón,
4 lonchas de jamón serrano,
1 vaso de vino blanco,
1 cucharada de carne de pimiento choricero,
2 puerros, 2 dientes de ajo, 8 dátiles deshuesados,
100 gramos de parmesano, pimienta negra, hierbas provenzales, aceite de oliva y sal.

La preparación
Este falso risotto se elabora como el real, simplemente cambia el ingrediente principal. Empieza pelando y picando los puerros y los ajos, sofríelos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y cuando empiece a tomar color, incorpora la quinoa.
Dora y riega con el vaso de vino blanco, deja cocer hasta que lo absorba y reduce el fuego. Agrega entonces la carne de pimiento choricero y empieza a verter vaso a vaso el caldo de jamón caliente, remueve de vez en cuando, salpimenta al gusto y espolvorea una cucharadita de hierbas provenzales.

Simultáneamente, corta el jamón en tiras y tuéstalo en una sartén sin engrasar, cuando esté crujiente retíralo e incorpora los dátiles para tostarlos ligeramente.

Cuando hayas terminado de incorporar el caldo, agrega el parmesano, mezcla bien y retira la quinoa del fuego.
Dispón el falso risotto en los platos con unas tiras de jamón crujiente, los dátiles y el cilantro picado.
La degustación
El resultado es excelente, siempre que procures contar con lo que sala el jamón el plato y controles el punto del falso risotto. Esperamos que os guste, es un plato ideal para sorprender al comensal más exigente.

No hay comentarios: