INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

2 ene. 2008

Sobrepeso y obesidad: No sólo cuestión de estética

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que es perjudicial para la salud.


Por: Redacción 01-Enero-2008
El índice de masa corporal (IMC) es una herramienta que ayuda a identificar el sobrepeso y la obesidad sin importar el sexo ni la edad de las personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso como un IMC igual o superior a 25, y la obesidad como un IMC igual o superior a 30.


¿Cómo saber si tienes este problema?
El índice de masa corporal (IMC) también es una medida confiable para determinar si tu peso es adecuado, para ello el índice deberá oscilar entre 19 y 24.9. Este índice se calcula dividendo el peso en kilogramos entre el cuadrado de la estatura en metros.

IMC = peso (kg)
Estatura en m2

Por ejemplo:
El índice de masa corporal para una mujer de 1.58 metros de estatura que pesa 64 kilos sería:

IMC = 64/ (1.58 x 1.58)
= 64/(2.49) = 25.7

Este resultado nos muestra que existe sobrepeso.

¿Cómo afecta a la salud?
El sobrepeso y la obesidad tienen graves consecuencias para la salud.
El riesgo aumenta progresivamente a medida que lo hace el IMC. Cuando está elevado hay mayor probabilidad de:

• Enfermedades cardiacas y embolias cerebrales), las cuales constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo).
• Aumento de la presión sanguínea (hipertensión).
• Diabetes, enfermedad que se ha transformado rápidamente en una epidemia mundial.
• Dolor crónico en la parte baja de la espalda.
• Deterioro de las articulaciones.• Cálculos biliares.
• Problemas respiratorios.• Fatiga crónica.
• Predisposición a padecer algunos tipos de cáncer, como el de endometrio, mama y colon.
• En los infantes se asocia con la elevación de colesterol y triglicéridos en sangre y desarrollo de diabetes a temprana edad.

¿Existen distintos tipos de sobrepeso?
Los profesionales de la salud pueden hacer una clasificación según el lugar en que se localice la mayor parte de la grasa en el cuerpo:

Se define a la obesidad tipo androide aquella en donde la mayoría de la grasa se acumula alrededor de la cintura (se dice que las personas tienen forma de manzana).

La obesidad tipo ginecoide es aquella en la cual se almacena una gran cantidad de grasa alrededor de los muslos y caderas (el cuerpo toma la forma de una pera).

La obesidad también puede ser mixta, es decir, se acumula la grasa tanto en el abdomen como en los muslos y la cadera.

El exceso de grasa en la cintura (tipo androide) tiende a provocar más problemas de salud que la ginecoide.
Esto se debe a que la grasa en el abdomen tiene mayor tendencia a fragmentarse y acumularse en las arterias; sin embargo, el mecanismo exacto para que esto ocurra no se ha comprobado todavía.

Después del índice de masa corporal (IMC), el índice cintura-cadera es otra medición de gran importancia para determinar el riesgo de enfermedad.
Éste se obtiene dividiendo la circunferencia de la cintura entre la de la cadera.
Para medir el perímetro de la cintura se toma como referencia la última costilla flotante, y el perímetro máximo de la cadera a nivel de los glúteos.

Se ha visto que una relación cintura y cadera superior a 1.0 en los hombres, y a 0.8 en las mujeres está asociada a un aumento en la probabilidad de contraer diversos padecimientos como la diabetes, enfermedades cardiacas y la elevación de la presión arterial.


¿Cuáles son las causas?
A pesar de que existen enfermedades que provocan sobrepeso y obesidad, el factor principal es un desequilibrio entre la ingesta y el gasto de calorías; es decir, se consumen más calorías de las que se gastan. El exceso de calorías se almacena en el cuerpo en forma de grasa; cuantas más calorías extra consuma una persona, más grasa habrá en su cuerpo.

El sobrepeso y la obesidad en la población se atribuyen a varios factores como:

• La modificación de la dieta con tendencia a incrementar el consumo de alimentos procesados muy altos en calorías, ricos en grasas y azúcares, pero con escasas vitaminas y minerales. Algunos ejemplos de estos alimentos con poco valor nutritivo son la comida “rápida”, pastelillos, comida congelada alta en grasa, refrescos, etcétera. Además, las personas llevan un estilo de vida cada vez más acelerado, por lo cual tienen menos tiempo para cocinar sanamente o comer en casa.
• La tendencia a la disminución de la actividad física debido al sedentarismo de los trabajos, a los cambios en los medios de transporte y a la falta de tiempo para hacer ejercicio.
• Los adultos pasan largas jornadas laborales sentados en sus escritorios y detrás del volante en horas de tráfico. Los niños dedican su tiempo libre a ver televisión o frente al monitor de sus videojuegos en lugar de practicar juegos activos.
• La herencia familiar también influye en la aparición del sobrepeso y la obesidad, aunque muchas veces no es tanto genético, sino de malos hábitos de alimentación. Comer adecuadamente y practicar ejercicio de manera regular pueden marcar una gran diferencia en el peso de una persona a pesar de su herencia familiar.


¿Qué hacer para bajar de peso?
La reducción de peso implica forzosamente la disminución en el consumo de calorías y el aumento del gasto de energía por medio de la actividad física. Para ello es necesario modificar el estilo de vida. Esto significa realizar cambios saludables en la alimentación y hacer ejercicio de manera regular; hay que comprometerse con uno mismo a trabajar gradual y constantemente además de tener en cuenta que la disminución de peso no puede ser rápida, el éxito se dará proponiéndose metas a largo plazo.

Para ayudarte a eliminar esos kilos de más y mantenerte saludable, considera hacer estos cambios en tu manera de comer y cocinar:

• Realiza tres comidas al día en horarios regulares. Recuerda que el desayuno es importante.• Bebe alrededor de 2 litros de agua simple todos los días.
• Aumenta la cantidad de fibra: Prefiere cereales integrales como avena, cereales comerciales altos en fibra enriquecidos con minerales y vitaminas, tortillas de maíz, pan integral y leguminoso.
• Consume de 2 a 3 raciones de frutas y verduras diariamente, y las que puedas, con cáscara.
• Prefiere leche y sus derivados bajos en grasa.
• Modera el consumo de vísceras y carnes (res, pollo, cerdo) donde la grasa sea evidente a la vista, embutidos y productos ahumados.
• Cocina cada vez menos platillos fritos, capeados o empanizados.Utiliza las grasas con moderación: mantequilla, manteca, mayonesa, crema, aceite, nata, salsas y aderezos cremosos, etcétera.
• Disminuye la cantidad de azúcar (en su lugar utiliza edulcorantes).
• Reduce el consumo de bebidas gaseosas, botanas y pastelitos.
• Mide tu ingesta de alcohol.
• Ten a la mano colaciones saludables como jícama, pepino, zanahoria, fruta, jugo de tomate o de verduras, palomitas sin mantequilla, galletas sencillas tipo Marías o habaneras, yogur natural o pretzels.Cómo aumentar tu actividad física
• Practica un deporte que te guste o haz ejercicios físicos regularmente y con disciplina.
• Empieza poco a poco y aumenta el ritmo hasta mantener una actividad continua durante 30 minutos o más todos los días.
• El ejercicio que practiques no tiene que ser agotador para lograr resultados; una rutina moderada como la caminata sostenida por 30 minutos diarios es suficiente.
• Busca una compañera o compañero de práctica si esto te ayuda a ser constante.
• Otras maneras son: camina a lugares cercanos en vez de usar tu coche, sube por las escaleras en lugar de ir por el elevador, bájate del autobús una o dos cuadras antes de llegar a tu destino final.


Conclusión

La mejor inversión que podemos hacer en beneficio de nuestra salud y la de nuestra familia es fomentar los buenos hábitos de alimentación y hacer ejercicio.

Como hemos visto, el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades que están relacionadas con ellos pueden ser hasta cierto punto evitables; la solución está en nosotras siempre y cuando estemos dispuestas a cambiar el estilo de vida y tratar de ser disciplinadas y constantes.

No hay comentarios: