29/4/2008

Enfermedades silenciosas

Algunas enfermedades ganan terreno sin síntomas claros. Cuando se dispara la alarma el deterioro puede ser ya importante. Prevenir y detectar esas dolencias cuando aún no hacen mucho ruido es fundamental.

Se puede definir una enfermedad como silenciosa cuando se inicia y evoluciona sin que la persona se dé cuenta (o quiera darse cuenta), porque no provoca síntomas. Sin embargo, veremos que en muchos casos no son tan silenciosas como parece y que a menudo ofrecen síntomas que simplemente no queremos reconocer, que son como gritos que silenciamos y no nos dignamos escuchar.
Ver más allá de esas «operaciones de despiste» de las enfermedades silenciosas más comunes es el objetivo del diagnóstico precoz. Las revisiones de salud en los centros de trabajo, los análisis de sangre o las exploraciones de control sirven para detectar estas enfermedades o su posible desarrollo en el futuro, de modo que se puedan prevenir o empezar a tratar cuando aún se está a tiempo.
Dentro de las enfermedades silenciosas se pueden incluir las llamadas «silenciadas» u «ocultadas», que sí presentan síntomas pero que pocas personas admitirían públicamente padecer porque se consideran vergonzosas. Entre ellas se encuentran las de transmisión sexual, como el sida o la sífilis, pero también otras como la tuberculosis, la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica.
¿Y qué decir de aquellos padecimientos que no escuchamos, a los que no hacemos caso, por repetitivos y aparentemente obvios? En este apartado se encuentran muchos trastornos mentales, que intentan taparse al considerarlos de menor entidad, aunque a la larga pueden ir evolucionando hasta suponer un problema de salud de primer orden. En este sentido enfermedades como la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica se confunden o se quieren equiparar a la gandulería o a la depresión simple.
En la edición impresa de la revista encontrarás las claves para detectar distintas enfermedades, como hipertensión, aterosclerosis, cáncer, osteoporosis, diabetes, hepatitits, estreñimiento, fibromialgia, gonorrea, sífilis, tuberculosis, sida…

Dr. José Luis Berdonces