INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

16 abr. 2008

La fibromialgia: misterio médico


Cristina Aguayo-Mazzucato
16 de abril de 2008

La fibromialgia no tiene un lugar definido en la medicina actual. La medicina basada en evidencias deja fuera enfermedades que no se adhieren a los cánones tradicionales de lo que los médicos consideran una enfermedad hecha y derecha. Desafortunadamente para los enfermos, la fibromialgia cae dentro de esta categoría de patologías en tierra de nadie.

La medicina basada en evidencias sobrepone los hechos que se pueden cuantificar a la experiencia profesional del galeno. Esto implica que un diagnóstico bien hecho debe contar con síntomas referidos por el paciente, alteraciones físicas evidentes a la exploración física del médico, así como resultados de distintos análisis que confirmen la sospecha médica.

Una vez que se cuenta con todos estos datos se puede inte-grar un diagnóstico definido y dar, con base en esto, el tratamiento más adecuado.

Pero, ¿qué sucede con enfermedades que salen de este patrón? ¿Enfermedades en las que las alteraciones físicas no son evidentes, las pruebas de laboratorio son normales pero aun así los pacientes refieren malestar e incapacidad para realizar sus actividades cotidianas?

Una de las consecuencias es que los pacientes son ignorados y sus síntomas se atribuyen a alteraciones sicológicas. Esto conlleva a un peregrinar del enfermo de médico en médico buscando una solución. Se someten a distintos tratamientos fallidos e incluso pueden realizarse cirugías innecesarias que ponen en riesgo al enfermo.

Otra opción es que algún grupo de médicos y científicos decida tomar en serio los síntomas de los pacientes y empiece a estudiar el cuadro, basado en su experiencia profesional para buscar evidencias que expliquen qué está sucediendo y permitan la clasificación de la enfermedad como tal.

Es precisamente en este proceso que se encuentra la fibromialgia. Es una enfermedad caracterizada por un dolor difuso corporal, rigidez muscular, debilidad extrema y alteraciones del sueño. Se estima que alrededor de 2% de la población la padece, siendo las mujeres el 90% de los afectados.

La exploración física revela dolor en puntos específicos del cuerpo que coinciden en su mayoría con el sitio de inserción de músculos al hueso. Sin embargo, si el médico no conoce la enfermedad y busca específicamente estos puntos, la exploración física será completamente normal.

Los análisis y estudios que complementan el diagnóstico también son limitados. Los más comunes resultan completamente normales. Si se toman muestras de músculo en los sitios dolorosos se verán alteraciones no específicas que sugieren un problema pero no son concluyentes de una enfermedad específica.

Afortunadamente, en un afán por intentar entender la enfermedad algunos grupos de México y el mundo han logrado identificar alteraciones en el sistema nervioso de estos pacientes. En el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez el grupo del doctor Manuel Martínez-Lavín ha desarrollado una prueba que sigue la frecuencia cardiaca de los pacientes y está alterada en pacientes con fibromialgia. Se cree que la causa de la enfermedad es una hiperactividad del sistema nervioso, lo que implica que constantemente los nervios de las personas afectadas reciben estímulos que son interpretados como si existiera una agresión externa.

Paradójicamente, estos pacientes son incapaces de responder a cambios bruscos y estresores en el medio ambiente, por lo que su tolerancia al ejercicio es reducida y sufren de una característica intolerancia al frío.

Asimismo, se han identificado variables genéticas que predisponen a ciertas personas al desarrollo de la fibromialgia.

Al ser una enfermedad poco conocida y aún incomprendida, los tratamientos para curarla son limitados. El dolor generalizado puede ser aliviado con analgésicos. Además, los pacientes tienen que modificar su estilo de vida incorporando ejercicios específicos que favorezcan la elasticidad y la relajación muscular.

Lo positivo de las enfermedades misteriosas es que el avance en su comprensión mejora los tratamientos para ayudar a los pacientes y la fibromialgia no será la excepción.

Médico cirujano

No hay comentarios: