INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

30 jul. 2008

El síndrome de Ulises

Ansiedad, tristeza, fatiga crónica, confusión, trastornos de identidad, dolores musculares y cefaleas son algunos de los síntomas que sufren buena parte de los inmigrantes ilegales o en situación límite. Es el síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple o síndrome de Ulises, término que, por la similitud de la situación de los inmigrantes con las penalidades que vivió este personaje homérico, fue acuñado en 2002 por el médico y psiquiatra, Joseba Achotegui, que dirige el Servicio de Atención Psicopatológica y Psicosocial a Inmigrantes y Refugiados (SAPPIR).

La soledad, la falta de recursos, el miedo a ser deportados y el fracaso que supone no poder conseguir los papeles o tener que volver al país de origen con las manos vacías son las principales causas que generan este trastorno, que puede cronificarse. "Es una patología que no tiene cura, porque depende de un contexto social, aunque sí se pueden aliviar sus síntomas", explica Joseba Achotegui. Los casos de inmigrantes que sufren este trastorno se incrementaron a partir del año 2000, pero es difícil contabilizar el número exacto de personas que lo padecen. "Son gente invisible, los llaman los nadie. A pesar de ello, cerca de un tercio lo sufren", aclara el psiquiatra. Según Achotegui, los inmigrantes que padecen el síndrome de Ulises sienten una "especie de odio" hacia los países de origen, que "no les dan lo que necesitan", y hacia la sociedad receptora, que "no les deja salir adelante". El psiquiatra lo define como un "situación inhumana", en la que los subsaharianos son el colectivo que más resiste.

MARTA VALHONDO
- Barcelona - 28/07/2008

No hay comentarios: