INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

2 oct. 2008

Médicos atienden cada vez más pacientes con dolor muscular

-Clínica del Hospital México ve hoy el doble de personas que hace 10 años
-Ellos se organizan para desarrollar proyectos y elevar su nivel de vida


Mónica Cordero S. mocordero@nacion.com
La fibromialgia, enfermedad que causa dolor crónico en músculos y articulaciones, afecta a más costarricenses de lo que se piensa.

Según datos de la Clínica de Fibromialgia del Hospital México, único centro especializado en este campo en el país, la atención de personas que sufren el padecimiento se ha duplicado en la última década.

Mientras en 1998, cuando la clínica inició su trabajo, cada mes y medio ingresaban al programa de apoyo y educación unos cinco nuevos pacientes, hoy esta cifra se eleva a diez.
Para finales del presente año ese equipo de salud habrá atendido a 87 pacientes de reciente diagnóstico.


El Hospital México se ha especializado en la detección y tratamiento de la fibromialgia y nueve de cada diez pacientes atendidos son mujeres.

Hernán García Sancho, médico reumatólogo del México, opina que existe una mejor detección de los casos, más que un alza de estos.

El médico señaló que en el país se carece de un estudio epidemiológico para identificar la cantidad de costarricenses que sufren del mal, pero indicó que un 2% de la población lucha con este padecimiento, según estimaciones globales.

García añadió que este porcentaje no es despreciable, si se toma en cuenta que un 1% de los ticos sufre artritis reumatoide, causante de dolor, inflamación y pérdida de la función de las articulaciones.

La fibromialgia fue declarada enfermedad hace unos 30 años. Sus síntomas –dolor crónico en músculos y articulaciones, fatiga constante y problemas de sueño– se asocian a trastornos emocionales.

Origen. En la actualidad se sabe que este padecimiento tiene su origen en el sistema nervioso central, lo que implica que se da cuando el mecanismo usado por el cerebro y la médula espinal para recibir y transmitir señales dolorosas de un individuo no funciona bien.

García reconoce que todavía hay ignorancia sobre el tema entre algunos médicos, quienes desconocen los síntomas de la fibromialgia o no la consideran enfermedad.

A Nancy Maldonado le diagnosticaron fibromialgia hace seis años. Hoy tiene 55 años y asegura que padecer ese mal es como soportar una gripe quiebrahuesos en forma permanente.
“Una limpia la casa en la mañana y termina agotada. Cuando nos acostamos al mediodía la familia lo trata a una de vaga y achacosa”, expresó Maldonado, quien preside la Asociación de Fibromialgia de Costa Rica.

Para mitigar el dolor, ella solo puede ingerir analgésicos y relajantes musculares.

Este mal también se acompaña de depresión, producto del malestar crónico que se sufre. Esto obliga a los pacientes a tomar drogas. “Somos como drogadictas legales”, agregó Maldonado.

La Asociación de Fibromialgia de Costa Rica tiene 500 afiliados, entre ellos algunos hombres.

Nancy Maldonado destacó que la necesidad de apoyo, más allá del medicamento, los impulsa a organizarse. Por ejemplo, cada mes se reúnen en el auditorio del Hospital México para recibir charlas de especialistas.

Esta semana concretaron una alianza con la Universidad Santa Paula para crear un programa de atención integral en el 2009. El objetivo es recibir cada mes terapia física, ocupacional y psicológica para enfrentar el mal
.

No hay comentarios: