INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

15 ene. 2009

El Síndrome de Fatiga Crónica podría estar relacionado con ciertos traumas de la niñez

[14/01 07:11 ]La respuesta a la conexión entre ambos factores estaría en la biología y los procesos que provocan respuestas por parte del propio organismo. Caracterizado por el agotamiento prolongado que no se alivia con el descanso y contando con una etiología difícil de determinar, el diagnóstico del SFC suele retrasarse debido a su similitud con otras afecciones como la fibromialgia.

Los niños que sufrieron durante su niñez algún trauma relacionado con el abuso psicológico, físico o sexual podrían ser más susceptibles a desarrollar Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). Esta es la principal conclusión a la que arribaron los investigadores del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), país en el cual se calcula que cuatro millones de personas padecen esta condición.
El SFC es una patología compleja que muchas veces puede ser confundida con la fibromialgia (afección en la cual mediante el sistema de "puntos gatillo" el dolor puede ser identifico más fácilmente), y cuyo desarrollo suele estar relacionado a la aparición de otras condiciones, sobre todo de orden psicológico o psiquiátrico. Su principal signo es el agotamiento prolongado, que no se alivia con el descanso y cuyas causas son difíciles de determinar.
No obstante, los especialistas suelen relacionar la aparición de este desgano permanente –de hecho los investigadores tomaron ésta hipótesis para su análisis- con la inflamación de las vías del sistema nervioso que provocan diversas respuestas por parte del propio organismo.
"La principal respuesta al interrogante y la relación entre los sucesos de la niñez y los padecimientos del adulto parecería estar en la biología. Creemos que existe una relación entre las anormalidades del sistema nervioso y del sistema endocrino, llamadas 'disfunciones neuroendocrinas', en las personas que tienen SFC y además han sufrido traumas infantiles. En este sentido, calculamos que alrededor del 60 por ciento de quiénes padecen SFC han sido abusados en la infancia", afirmó el doctor William C. Reeves, jefe de Enfermedades Virales Crónicas del CDC y líder de la investigación cuyas conclusiones integran la más reciente edición de la publicación Archives of General Psychiatry.
Para contar con la opinión de un especialista local, Pro-Salud News recurrió al doctor Eduardo Mysler, médico reumatólogo, director de la Organización Médica de Investigación (OMI) y médico de autoinmunidad del Hospital Fernández.
"Hasta el día de hoy se desconoce la o las causas que provocan el SFC pero sí sabemos que hay un relación con enfermedades virales previas, aunque ese parámetro no puede ser aplicado al 100 por ciento de los pacientes", consignó el especialista.
"Lo que la gente debe comprender es que el SFC es una enfermedad real, que existe y que no forma parte de una ilusión o algo que está en la cabeza. Por eso es importante que ante un cansancio que se prolonga y que impide realizar las actividades diarias, los hombres y mujeres que lo padecen, que por lo general se encuentran entre los 40 y 60 años consulten a un médico", agregó Reeves.
Otras de las características que definen a esta afección reconocida como tal a finales de 1980 y llamada en un principio "gripe yuppie" son las dificultades para dormir, los problemas de memoria y la incapacidad para mantener la concentración.
Detalles del estudio
Para poder establecer la relación entre los traumas de la niñez y los modos de reacción del organismo al ingresar en la vida adulta, el equipo de Reeves recolectó datos de 113 personas que padecían SFC -es decir cuyo diagnóstico estaba establecido-, y 124 hombres y mujeres que no sufrían esta condición.
A todos ellos se los consultó sobre diversos sucesos de la niñez, haciendo especial énfasis en hechos como el abuso psicológico, físico o sexual. También se abordaron episodios traumáticos que pese a no haber constituido abusos podrían haber dejado una marca.
"Si pensamos la posibilidad de que una persona padezca SFC debido a algún trauma de la niñez estamos planteando un debate tipo 'el huevo y la gallina' pues mientras muchos creen que una persona desarrolla afecciones con síntomas físicos concretos debido a episodios de su infancia, otros creen que son las molestias y los dolores constantes los que terminan por desencadenar afecciones psíquicas. De cualquier manera, es relevante mencionar que la asociación entre ambas cosas existe y es muy frecuente", sostuvo el doctor Mysler.
Asimismo, los hombres y mujeres involucrados en la prueba fueron evaluados por depresión, ansiedad, estrés postraumático; y se midió el nivel de la hormona cortisol en la saliva.
Según los especialistas, los niveles bajos de cortisol pueden indicar una función reducida del sistema neuroendocrino de respuesta al estrés del organismo. De hecho, a través de la experiencia se confirmó que entre las personas con SFC que habían sufrido un trauma cuando eran niños, el nivel era sensiblemente más bajo.
Consecuentemente, los investigadores encontraron que aquellos hombres y mujeres que habían experimentado un trauma infantil presentaban seis veces más probabilidades de desarrollar SFC, en comparación con los individuos no traumatizados.
"Este hallazgo muestra que el estrés al principio de la vida podría causar una susceptibilidad biológica al SFC. No obstante, todavía nos resta entender mucho más sobre esta afección. Incluso, tal vez los traumas de la niñez no causan el SFC, sino que únicamente contribuyen a su desarrollo. Esto se sabrá con el tiempo y la elaboración de nuevas pruebas", concluyó Reeves.


Número de matrícula de los especialistas consultados
- Doctor Eduardo Mysler: 76.055
PRO-SALUD News - Agencia de Noticias -
info@pro-salud.com.ar - www.pro-salud.com.ar

Fuente: PRO-SALUD News

No hay comentarios: