INFORMACIÓN IMPORTANTE

La información médica en este sitio está proporcionada como recurso informativo solamente y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento.

Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

La consulta de este blog nunca puede sustituir a una consulta médica


Este blog está dedicado principalmente a la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, enfermedades autoinmunes, reumáticas, dolor crónico y otras. También información sobre medicinas integrativas y alimentación saludable. "Siempre a nivel informativo".

27 sept. 2011

ALIMENTACIÓN “BIO”

La dieta ideal: ecológica, local, de temporada, casi vegetal, artesana…




Los alimentos influyen en nuestra salud. La OMS reconoce que el 80% de las “enfermedades de la civilización” tienen que ver con una dieta insalubre y con malos hábitos alimentarios. 


La respuesta es una dieta ecológica, local, lo más vegetal y artesana posible. Y también es necesaria una actitud de gratitud para con el alimento y la tierra.
La dieta es muy importante a la hora de buscar el equilibrio de la salud. 



Las dietas acidificantes, saturadas de azúcares y grasas, de alimentos refinados y contaminados con productos químicos, con mucha proteína animal, conllevan la pérdida del equilibrio de la salud y, tanto a la corta como a la larga, todo tipo de enfermedades, desde cáncer a diabetes, desde obesidad a enfermedades cardiovasculares, desde problemas digestivos o neurológicos a infertilidad. 


Son tantos los estudios, informes, libros, tesis y ponencias que coinciden en estos datos que no vamos a incidir sobre ello. 


Hoy, nos interesa más la solución a este problema que profundizar en el origen.


UNA DIETA ECOLÓGICA

Para que una dieta sea realmente sana tiene que ser ecológica. Al menos, en su mayoría. 


Diferentes estudios científicos de primer
orden, llevados a cabo por instituciones y universidades independientes, confirman que los alimentos ecológicos están libres de productos químicos nocivos (salvo contaminaciones posteriores, de posibilidad remota).


Esto… si se consumen frescos. Si son elaborados, evitamos además la ingente cantidad de colorantes, conservantes, edulcorantes y otros aditivos químicos que llevan los alimentos “normales”. 


Pero las virtudes de los alimentos ecológicos no se quedan ahí, algo que ya sabíamos. 


Ahora, la ciencia nos descubre que, nutricionalmente, son más completos. Según los trabajos de la doctora Dolores Raigón (catedrática de la Escuela Universitaria de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Politécnica de Valencia y Dra. ingeniera agrónoma de esa universidad, una de nuestras mayores expertas en producción ecológica y en calidad de alimentos), “afortunadamente, la conciencia ecológica está presente en las líneas de trabajo de los investigadores, y en este sentido se producen de vez en cuando aportaciones donde se pone de manifiesto el mayor valor nutricional de los alimentos ecológicos.




SIGUE LEYENDO

No hay comentarios: